Excursiones en tierra: con el crucero o por cuenta propia

Blogshalcon-Cruceros-Excursiones en tierra con crucero cuenta propia

Puede que la pregunta del título sea una de las más frecuentes entre quienes se disponen a pasar sus vacaciones en un crucero. Todavía hace pocos días que recibimos una consulta en ese sentido ¿Cómo sería mejor hacer las excursiones en tierra, organizadas por el barco o por cuenta propia? ¿Contratando las que oferta el crucero o buscándose la vida por libre?

El problema es que no hay respuesta concreta para ello porque habría que valorar muchos factores diferentes, predominando unos u otros según el caso. Dado que tampoco hay un único perfil de pasajero, la cosa se va complicando hasta formar un arabesco para el que sólo uno mismo tendría la solución.

Entre esos factores cuentan, y mucho, los económicos. Las excursiones ofrecidas por las compañías suelen ser más caras, a veces hasta el doble, pero tienes plena garantía y la ventaja de que te recogen y te dejan al pie de la pasarela del barco. Además, se encargan de gestionar los billetes de entrada a los sitios o, algo más importante, determinados trámites burocráticos (visados, por ejemplo) en algunos puertos que los exigen.

Eso no es todo. Si el crucero» target=»_blank»>crucero es muy específico, centrándose en una zona concreta, quizá también te convenga optar por su oferta, máxime si se trata de un sitio poco poblado o salvaje. Y no lo decimos necesariamente por la seguridad, que también. Sin contar que seguramente harás amigos a bordo y querrás compartir la experiencia de la visita con ellos.

Por otra parte, aunque sea un país civilizado a veces el destino está muy alejado del puerto y ello implica contratar transporte -taxi, por ejemplo-, algo que se debe tener muy en cuenta por el horario: a veces atravesar una ciudad puede ser una pesadilla que se prolonga mucho más de lo calculado, y ten en cuenta que el barco zarpará estés o no a la hora. Bien es verdad que hay quien se monta excursiones de varios días , alojándose en hoteles locales, y luego reembarca en otro puerto del país; pero hay que calcular bien el tiempo.

No obstante, hay quien prefiere organizarse en pequeños grupos para hacer las visitas en tierra, contratando un touroperador local o ni siquiera eso, moviéndose a su aire. Es una opción si el lugar no queda lejos del puerto o no deseas conocer ningún rincón de los que ofrecen, pues a veces puedes preferir dar un simple paseo por la ciudad, bajar a la playa (si hay) o hacer alguna actividad (o ver algo) que la excursión no proponga.

La ventaja es que pagarás menos dinero y tendrás un servicio más personalizado; la pega, que existe el riesgo de obtener peor calidad, así como la posibilidad de desamparo si sufres algún incidente, sea del tipo que sea, que te impida volver al barco o hacerlo tarde.

Un último aspecto a tener en cuenta es el idioma. Ciertamente, hay compañías que ofrecen servicios en español, pero no todas ni mucho menos, por lo que deberás valorar si te compensa pagar el coste. Claro que, en caso negativo, habrás de encontrar una que entiendas en destino .

En fin, éstos son son algunos de los factores a considerar si contratas excursiones en tierra con el crucero o por tu cuenta. Al final dependerá de lo que te resulte más conveniente según primes una cosa una cosa u otra. En cualquier caso, recuerda que si no las llevas reservadas al embarcar puedes hacerlo luego a bordo.