Fiestas de España y leyendas populares

Tradiciones que cuentan la historia y los mitos de nuestro país

fan-622643_1920El verano es época de festejos para la mayoría de pueblos de España. Casi todos los municipios celebran sus fiestas en el período que va desde mayo a septiembre.

A una época tradicionalmente de cosecha y de buen tiempo hay que añadir el riquísimo legado cultural y religioso que ha cultivado España durante muchos siglos: romanos, judíos, cristianos y árabes, entre muchos otros, conforman nuestra esencia. El resultado es una gran muestra de la tradición que se traduce en celebraciones, cuyo origen en muchos casos, está en leyendas populares que se funden con hechos históricos.

Las bodas de Isabel de Segura es el nombre de las fiestas en honor a los Amantes de Teruel. Se celebran, cómo no, el 14 de febrero, y el Casco viejo de Teruel (ya de por sí una ciudad de importante aire medieval) se engalana aún más de Medievo: mercadillos, representaciones teatrales, cuentacuentos, degustaciones, torneos y exhibiciones de aves rapaces se reparten por la ciudad. Esta celebración es muy reciente, ya que comenzó en 1997 cuando los turolenses pensaron que una historia con tanta tradición y leyenda como la de los amantes de Teruel no podía ser menos que otras y merecía su propia fiesta.

Aún mucho más curiosa es la principal celebración de Tarazona de Aragón:

cipotegatoEl Cipotegato es un peculiar personaje que ataviado como un bufón sale a la plaza del pueblo el 27 de agosto para ser acribillado a tomatazos por todos. Cuenta la leyenda que en la antigüedad, durante las fiestas del pueblo en honor a San Atilano, se soltaba a uno de los presos que había en la cárcel de Tarazona en medio de la plaza. Si conseguía escapar era libre, pero el pueblo le perseguía para tirándole piedras.

La noche de San Juan, que coincide con el solsticio de verano es una noche de fiesta y leyenda para muchas culturas alrededor del mundo. Siempre ligada al fuego y las hogueras, en España las fiestas de San Juan de Alicante son las más destacadas. Sus ninots son los precursores de las famosas fallas de Valencia que se queman junto con todos los males en la noche más corta del año.

Al igual que muchas otras fiestas de España, y en especial del levante del país, la fiesta de Caballos del Vino, en Caravaca de la Cruz en Murcia es una historia de moros y cristianos. Según se cuenta, el pueblo fue tomado por los moros y los cristianos que pudieron escapar llegaron al castillo. Los moros decidieron contaminar las aguas para acabar con los que se resistían, pero un grupo de caballeros salió del castillo sorteando a los moros para conseguir vino y sanar a los enfermos, que necesitaban un milagro. Es milagro llegó bañando la famosa cruz de Caravaca en el vino.

caballos del vinoamanter turuel

Autor: C. González

Fuentes: diariodelviajero, cipotegato, viajeros