Fiestas de San Antonio, el patrón de Lisboa

Un suave clima en invierno y una ubicación privilegiada hacen que sea favorable viajar a Lisboa en cualquier época del año, pero nada como una de las fiestas más animadas del año para atreverte a conocer o  volver a visitar la capital portuguesa. Las fiestas de San Antonio, el patrón de la ciudad, consiguen que durante casi todo el mes de junio Lisboa esté en un estado permanente de fiesta.

fiestas de San Antonio

Las fiestas de San Antonio

También llamado San Antonio de Padua, Santo Antonio (como es llamado en portugués), fue un fraile, teólogo y predicador que fue venerado por su fervor y devoción religiosa. Pasó a la historia por ser el segundo santo en conseguir la santificación más rápida, tan solo faltando poco para cumplir el año de su muerte. El 13 de junio, día de su nacimiento, se da comienzo a una de las fiestas lusas más animadas, una oportunidad para disfrutar de los tradicionales barrios lisboetas desde otra óptica.

fiestas de San Antonio

Una calle decorada para San Antonio en Alfama

 

Como toda buena fiesta, las supersticiones y tradiciones no se hacen esperar. También se le conoce como el santo de los casamientos y es que una costumbre muy arraigada entre las lisboetas que quieren casarse, es comprar una imagen el 13 de junio, voltear la imagen del santo y ponerlo de cabeza hasta el día del matrimonio.

Aunque no se sabe si la efectividad de esta costumbre es del 100%, lo que sí está asegurado en Lisboa a partir de la noche del 12 de junio es la fiesta y la alegría. Comenzando con un gran desfile popular animado por bandas marchantes y cantos de júbilo, las calles del centro de la ciudad se llenan de gente, así como las de Alfama o el Barrio da Bica, en una fiesta que se prolonga hasta el amanecer donde tampoco falta la comida.

La sardina, a precio de oro

fiestas de San Antonio

La gente suele reunirse en las calles debidamente adornadas, donde no falta el pescado estrella de la fiesta: la sardina, uno de los platos más comunes y baratos de la dieta portuguesa que en las fiestas de San Antonio se vende a precio de oro. Las calles se ponen a rebosar de los “arrais”, pequeños puestos improvisados que se confunden entre las grandes humaredas, donde se vende sardina con pan y ensalada de pimientos a unos precios que rondan entre 1,5-2€ la unidad. La sopa verde y la cerveza tampoco faltan en el menú.

La oferta cultural de la ciudad se nutre de espectáculos de fado, conciertos, exposiciones y actuaciones de teatro, una de las épocas más electrizantes de Lisboa en todo el año que usualmente se prolonga hasta la celebración de San Juan. Planea tus vacaciones a Lisboa desde ya para las fiestas de San Antonio y disfruta de los mejores precios en vuelos y hotel.