Fiestas de San Juan en Tenerife


En Tenerife, una celebración muy tradicional tendrá lugar en los próximos días. Se trata de las Fiestas de San Juan que coinciden con el solsticio de verano, es decir, la noche más corta del año.

Así, la mayoría de los rituales tienen que ver con el fuego y se llevan a cabo en las playas. Una combinación perfecta en el que las hogueras le dan color y calor a las playas.

De este modo es sin dudas el municipio de Puerto de la Cruz uno de los más importantes en materia de celebración con dos eventos que sobresalen: el Enrame de chorros y el Baño de las Cabras.

Pues este año, aquellos que elijan esta isla de Canarias para pasar algunos días de vacaciones podrán presenciar algunas de las tradiciones del lugar. ¿Cuándo? Pues el 22, el 23 y el 24 de junio, días en los que la población se lanza a las calles para cumplir con cada uno de los rituales.

Durante la primera jornada se da comienzo al enrame de los chorros del municipio, una tradición a través de la cual se celebra para agradecer el agua potable. Es así dado que antiguamente solo se conseguía a través de estos siete chorros que se encuentran distribuidos por distintos puntos de la ciudad. Entonces, el enrame consiste en una serie de ofrendas florales y frutales que “visten” a estos sitios, dándoles vida y color. ¿Cuáles son esos siete chorros? El del Durazno, el chorro Cuaco, el chorro Las Maretas, el chorro Mequinez, el chorro del Muelle, el chorro Cupido y el chorro Blanco.

En tanto, el día 23 continúan los enrames durante la mañana y se los puede visitar luego del mediodía, una vez que ya luzcan decorados. Por su parte, a partir de las 18 en Playa Jardín y Playa Punta Brava comienza la Noche de Víspera de San Juan en la que habrá talleres infantiles, se encenderá la hoguera, habrá un espectáculo Piro-musical y se finalizará con actuaciones musicales.

Y finalmente, el día 24 a partir de las 8 se lleva a cabo el tradicional Baño de las cabras en el muelle pesquero. Es que durante las horas previas los cabreros llevan a sus rebaños por los barrancos hasta llegar a la costa y, una vez allí, dan lugar al ritual en el que purifican y limpian a sus animales, tal y como sucedía antaño.

Una celebración popular que mezcla tradiciones, creencias y ritos paganos. Color, fuego y un pueblo que se reúne para festejar. Un atractivo más que Tenerife ofrece a quienes visiten la isla.