Figuras alternativas a Papá Noel en España

apalpador
El mes de diciembre es uno de los más esperados del año por mucha gente que encuentra en la Navidad, y todas las tradiciones que se asocian a ella, una época llena de entusiasmo y optimismo y vacaciones. Desde hace muchos años, la celebración de la Nochebuena gira en torno a la figura de Papá Noel, el encargado de repartir felicidad a todos los niños del mundo. Este personaje acumula una buena variedad de nombres distintos según el país o la región, y su fama definitiva se le atribuye a aquella campaña publicitaria de un conocido refresco en la década de 1930. Pero antes que Papá Noel gozara de tanta fama, ¿cuál era el personaje de la Nochebuena de España? Hoy os contaremos qué otras figuras navideñas se dan cita en algunas de sus regiones.

No es secreto que la presencia de Papá Noel en los medios es dominante, pero lo cierto es que muchas comunidades mantienen viva la presencia de otras figuras que cada año, religiosamente juegan un importante papel en la Nochebuena. En Cantabria encontramos a L’Esteru, un leñador bonachón y de barba blanca que reparte regalos el día de Navidad. Tiene un lugar fijo en la Cabalgata de Reyes anual.

En País Vasco y Navarra, el personaje central es el Olentzero, un simpático carbonero que gusta del buen comer y beber, y que generalmente lleva el rostro manchado de carbón. Se cree que su origen data de mucho antes de la cristianización de la región y que su figura se adaptó a los nuevos tiempos como el anunciador del nacimiento de Jesús, llevando regalos por la ocasión. Un gran muñeco representando al Olentzero aparece en desfile el día de Navidad al anochecer.

Cataluña celebra la llegada del “Tió de Nadal” una de las tradiciones catalanas más antiguas. Desde el día de la Inmaculada, se empieza a “alimentar” al Tió, un simpático tronco de madera sonriente que usualmente lleva una barretina y es cubierto por una manta roja. La tradición manda que una vez llegada Nochebuena, a base de golpes de bastón y canciones, el Tió debe expulsar los regalos para los niños.

La figura mítica de la Navidad que se está recuperando en Galicia es el Apalpador, un carbonero grueso y barbudo que llega en Nochebuena y Fin de Año. Con boina y pipa baja cada invierno de los montes donde habita para palpar la barriga de los más pequeños y en caso que estuviesen muy delgados, dejarles castañas. Si el Apalpador te encuentra lleno, no pasarás hambre el resto del año.

Hablando de Galicia, justamente estas navidades podrás comprobar si estas tradiciones menos conocidas son compatibles con la figura de Papá Noel. ¿Cómo? Viajando a Coruña gracias a la oferta especial de Halconviajes.com, que con el lema #Coruña se mueve, te invita a pasar unas navidades muy especiales en tierras gallegas.