Floxie y su mundo viajero

Floxie es la protagonista de nuestra entrevista de este caluroso mes de julio: una bloguera argentina que además trabaja en el servicio de atención al cliente de una aerolínea. Como puedes ver, viajar es para ella casi un pluriempleo. Pero es que, además, es recomendable leer sus posts, llenos de consejos y un característico humor que se plasma en la careta de azafata vintage con la que posa en las fotos de sus destinos.

Floxie

Conozcamos a Floxie

-¿Quién es Floxie? ¿De dónde sale ese nombre?

Es un apodo que utilizaba allá por el año noventa y nueve, cuando incursionaba en las redes sociales; más específicamente era mi usuario de ICQ. Es un derivado de mi nombre de pila.

-Llevas quince años trabajando en la atención al público en líneas aéreas ¿Te consideras una aeronáutica bloguera o una bloguera aeronáutica?

Hoy en día me considero una bloguera aeronáutica ya que, en mi presente, el blog significa mucho en mi vida porque encontré mi eje. Reúne todo lo que me da placer, como escribir, mostrar mis fotos, ayudar a la gente que está desorientada y compartir mis experiencias en esta industria, que les pueden ser útiles a otros. El aeropuerto es mi segundo hogar, me siento como pez en el agua. Muchos llegan al aeropuerto con mucha ilusión y alegría, porque están por comenzar un viaje. Yo me siento afortunada de poder estar en ese ambiente de trabajo, rodeada de aviones y de pasajeros de todo el mundo. Eso me da una mirada más amplia sobre el mundo, ya que interactúo con gente de todo el mundo, todos los días.

-Se deduce, por lo que cuentas, que tu trabajo es vocacional. Que te dedicaste a él porque te gusta conocer el mundo, no sólo como salida profesional.

Por supuesto. De pequeña siempre miré al mundo desde mi ventana. Me llamaba la atención saber sobre otros países. A los once años me inscribí en un programa de Penfriends (amigos por carta) que tenía su sede en Finlandia. Uno se inscribía en el programa por tan solo un dólar y le llegaban planchuelas con direcciones de chicos en todo el mundo. Así comencé a escribirme con chicos y chicas de lugares muy diversos, donde nos contábamos nuestra rutina y nos mandábamos regalos. Mi primer viaje en avión fue a los cuatro años y recuerdo perfectamente todos los pasos; me senté en la ventana y desde entonces supe que solo quería viajar a lugares remotos cuando fuera grande. Y, así, empecé a volar regularmente a partir de mis dieciocho años, en que participé de un intercambio estudiantil para mejorar mi inglés en St. Louis, Missouri, EEUU. Ese viaje me abrió la cabeza y siempre fui a por más. Sabía que mi lugar estaba en una línea aérea. Era el lugar ideal para comenzar a explorar el mundo. Y no me equivocaba.

Floxie

-Trabajar en el aeropuerto ¿es tan fascinante como parece a simple vista o ésa es sólo la imagen exterior?

Bueno, la verdad es que soy muy afortunada porque todos los días son distintos, no hay un solo día igual. Conocemos gente de todas las nacionalidades y créeme, hay una historia superinteresante detrás de cada uno de ellos. Me encanta imaginarme sus vidas o saber un poco más de ellos. Hay gente que viaja muy feliz, al encuentro de un amor, gente que va a conocer un nieto, gente que va a despedir a un familiar enfermo… Hay de todo y, créeme, tanto nosotros como personal de tierra, como las azafatas, somos psicólogos de los pasajeros. Viajar, a pesar de que representa un estado de felicidad absoluta cuando uno emprende un viaje de placer, también es muy estresante porque genera mucha ansiedad y nerviosismo. Y ahí estamos nosotros, para tranquilizarlos y transmitirles tranquilidad.

-¿Siempre has viajado o empezaste con los aviones?

Empecé a viajar desde antes de trabajar en líneas aéreas. Los viajes son mi pasión.

-En tu blog tienes una frase espléndida: “Los viajes son el mejor capital que uno puede adquirir”. Podría ser un lema.

Es que lo siento así. ¿Acaso cuando vayamos a morir nos llevaremos a la tumba el auto, la casa, la tablet? No. Sólo nos llevaremos a la tumba las memorias y los momentos felices vividos. Creo que un viaje es mucho más que una experiencia de vida: es un aprendizaje, un crecimiento y, sobre todo, nos moldea como personas. Si no sales de tu barrio nunca vas a entender al mundo. Conociendo diferentes culturas puedo entender y empatizar mejor con mi prójimo. Y, sobre todo, respetar la diversidad. Todos tienen derecho a vivir su vida como eligen, cultural, política y socialmente.

-¿Cuándo y cómo se te ocurrió plasmar tu experiencia viajera en un blog? ¿Cómo nació El Mundo de Floxie?

Hace un año y medio no estaba del todo familiarizada con el mundo de los blogs. Me reencontré con un viejo amigo en la red, Sir Chandler, con su blog (Sir Chandler. Blog de un viajero frecuente). El tiene su blog de viajes desde hace seis años y empecé a colaborar de cierta forma, con temas sobre los que escribía en su blog, surgidos de la necesidad mía de alertar o educar al pasajero, luego de ser testigo de muchos errores que cometen los pasajeros por desconocimiento, porque no encuentran un lugar donde informarse, lo cual les puede costar la perdida del boleto, o tener que pagar grandes sumas para llegar a destino, ya sea por problemas de emisión de boleto o de documentación. Y así se me ocurrió por qué no tener mi propio blog enfocándome básicamente en esos temas de ayuda al pasajero que va a viajar en avión, sumado a la información de los destinos a los que estuve visitando en los últimos veinte años. En cada viaje llevé un diario relatando mis experiencias. Estudié Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires, hice una tecnicatura en turismo, otra en diseño y también soy fotógrafa profesional. El blog reúne todo aquello que me fascina, y que puedo plasmar en un solo lugar. Hace ya un año y medio que nació El Mundo de Floxie y el título surgió precisamente por eso, porque mi mundo encierra todo lo anterior.

Floxie

-En su elaboración tienes la ayuda de Mr. Filangie y Silvita Viajera. ¿Quiénes son?

Mr. Filangie es mi pareja y coautor del blog. Fue una idea en conjunto ante la necesidad de plasmar en un lugar los viajes que hacemos juntos desde hace ya catorce años. Él es diseñador en comunicación audiovisual y se ocupa del diseño, la programación y también escribe posts en el blog. Es muy curioso y autodidacta. Lee e investiga mucho y consigue información que no se encuentra en muchos lados. También es muy geek y está al tanto de lo último en tecnología. Su mirada en los posts tienen que ver con aquello poco convencional en los destinos y las novedades geek relacionadas con el turismo.

Silvita Viajera es mi hermana. Es la más audaz de la familia en cuanto a destinos de viaje. Siempre viajó a sitios exóticos por mínimo de un mes. Con sus emails nos deleitaba con sus relatos, con su toque personal. Nos reíamos sin parar. Me pareció genial que pudiera plasmar esos mails en unos posts en el blog, haciéndonos reir con sus insólitas historias. Tiene un toque personal muy marcado. Creo que en un futuro no muy lejano va a lanzar su propio blog; tiene mucho material para compartir.

-El tono de los posts es marcadamente práctico, con muchos consejos, y humorístico. Empezando por esa careta de azafata con que apareces en las fotos…

Si, en mi vida real trato de ser una persona positiva, siempre tomándome las cosas con humor. Me gusta ver el lado bueno de las cosas por sobre el lado malo. Desdramatizar el viaje es la idea para aquellos que llegan muy nerviosos por viajar por primera vez, que se nota que están realmente preocupados y acuden a mí en busca de tranquilidad. Me gusta ser clara en lo que escribo; quizás no es muy ceremonioso, pero hoy en día en las redes los tiempos son muy corto. Si alguien te empieza a leer y a la tercera línea se aburre, deja de leer. Yo, de alguna forma, logré acercarme a la gente porque escribo como hablo con un amigo. De esa forma es más claro para el que lee y es más entretenido sin dudas.

La idea de la careta surge de mi avatar. Por políticas de privacidad con la línea aérea donde trabajo no puedo publicar mi nombre real o mi rostro asociado al blog. Por ese motivo mi pareja, Mr. Filangie, un día tenía que mandar a hacer unos trabajos a la imprenta y se le ocurrió imprimir un par de caretas. Desde entonces, ya que no puedo darme a conocer, la utilizo en todos mis viajes. La imagen final queda entre bizarra y disparatada. Sin quererlo se transformó en un sello y en un gancho muy importante, la gente la aceptó muy bien y se divierte con esas imágenes.

-Una empleada del aeropuerto debe de tener montones de anécdotas que contar de su trabajo ¿Alguna especialmente memorable que nos puedas narrar?

Bueno, recuerdo que una vez se estaban viajando Bono y The Edge a Sydney, Australia, en la aerolínea donde trabajaba en ese momento. Yo soy superfanática (o era) y había ido a ver los recitales de U2 en Buenos Aires (los tres que dieron). Cuando se apareció Bono casi se me para el corazón. Era el 2004 y había llevado mi cámara de fotos. Me colgué de su cuello y nos sacamos una selfie (una precursora). De tanta emoción junto con mis compañeras, estábamos excitadísimas, nos olvidamos un pequeño detalle: pedirles las tarjetas de embarque. Embarcaron y se fueron con sus ticket papel (en ese entonces no existían los tickets electrónicos). Después tuvimos un problema para explicar por qué no les habíamos quitado los boletos. Eso sí ¡nadie me quita lo bailado!

-También habrás tenido alguna mala experiencia; los pasajeros constituyen un mundo tan variopinto…

Hay de todo. El pasajero más complicado es aquél que viene con aires de grandeza y empieza su discusión con la frase… “¿Sabes quien soy yo?” Si le preguntas a cualquier empleado de línea aérea todos coinciden en que ésa es la respuesta más irritante que puedes recibir.

Floxie

-¿Cuál es tu destino favorito, aquel que recomendarías por encima de otros? Y, a la inversa ¿cuál te decepcionó más?

Mi destino favorito es Nueva York; creo que es una ciudad que no defrauda, con mucha vida y con algo nuevo para descubrir. Como destino no convencional recomendaría Tailandia. Tiene playas increíbles a precios muy accesibles; el clima y la comida son ideales. También la Riviera Maya de México y sus playas tienen una energía muy especial. Me encanta la comida mexicana y la gente es muy buena onda.

Con respecto a un destino que me haya decepcionado, es complicado porque en cada viaje encuentro algo interesante para recorrer. Quizás hay ciudades que esperaba más y las encontré muy frías; me pasó con Cancún o Bahamas. No me gustan los destinos así, supercomerciales; pienso que le quitan encanto al lugar.

-¿Viajas al margen del trabajo? ¿Cómo lo haces? ¿Por agencia, por libre, aprovechando algún beneficio de la aerolínea..?

Aprovecho los descuentos que tengo con los pasajes al ser personal de una línea aérea. Viajamos sujetos a espacio y eso a veces nos puede traer complicaciones. Explico todo en uno de los posts más visitados en el blog: “Mi vida como sublo”.

-De cara al futuro ¿seguirás en esa profesión o tienes planeada alguna alternativa?

Me gustaría dedicarme al blog a tiempo completo, es una actividad que siento que es lo mío y me gustaría seguir desarrollando. Me siento en casa trabajando en líneas aéreas. Me interesa toda la parte de social media de las aerolíneas; creo que hoy en día cumplen un rol importante, ya que los tiempos son inmediatos y la gente necesita respuestas y soluciones, son más demandantes. Veremos a dónde me lleva el viento.

-Tu próximo destino es…

¡Todavía no lo tengo definido! En los últimos tres meses salieron blogtrips de viajes sorpresa por Argentina: Salta, Bariloche y Ushuaia. Por lo tanto, me dejaré sorprender una vez más. Aunque en la lista tengo a Japón como prioridad. Los invito a conocer Argentina a través de mi blog El Mundo de Floxie.

 

Related Post