Gerardo nos lleva a Eslovenia

Gerardo Ratto es Gestor de Medios Sociales en Air Europa. Trabajar en una aerolínea hace que viaje mucho, por trabajo y placer, y después de recorrer un buen número de destinos se queda con uno aparentemente discreto y pequeño, pero que en realidad guarda un gran encanto y mucho que ver. Hoy en las entrevistas de Halconviajes.com nos vamos a Eslovenia con él.
Eslovenia Halconviajes.com

Gerardo en el Lago Bled

¿Cuándo, con quién y cómo llegaste?

Llegué en el otoño de 2007, y casi como se dice, por tierra mar y aire.  Salí de Mallorca a las siete de la mañana en un vuelo de Air Europa hasta Barcelona.  Tuve tiempo de pasear por la ciudad y hacia el medio día tomé un autobús hasta el aeropuerto de Girona.  Allí tomé otro vuelo que me dejó en Treviso.  Tomamos un autobús hasta la estación de tren y llegamos a Venecia a la hora de cenar.  Por último casi a medianoche tomamos otro tren que nos dejó en Ljubljana  a las tres de la mañana. Fueron 20 horas de viaje. Definitivamente, también tengo un recuerdo especial para ese trayecto.

Eslovenia Halconviajes.com

Eslovenia es uno de los países más verdes de Europa

¿Porqué elegiste ese destino, qué te llevó allí?

Ljubliana Halconviajes.com

Ljubliana

La revista de viajes de National Geographic.  Vi un reportaje un año antes y me fascinaron las fotografías y el relato. Era un destino algo alejado de lo habitual y comenzó a picarme. En cuanto tuve la oportunidad un año después, me escapé.

¿Cuál fue la mejor experiencia de todo tu viaje, una anécdota que destacarías o algo nuevo que aprendiste con él?

La mejor experiencia fue pasear alrededor del lago Bled, subiendo por una colina para buscar el lugar exacto donde se había tomado la fotografía que ilustraba la portada de la revista. Llevó más de medio día encontrarlo pero sirvió de excusa para perderse y conocer mejor el lugar. Al final lo encontré y saqué la misma foto como si de un trofeo se tratase. Es divertido viajar proponiéndose pequeños desafíos, pueden ayudarte a conocer lugares y experiencias que sin ellos tal vez dejarías de lado.

Recomiéndanos un lugar concreto, una comida y el mejor momento del día en el lugar

Pues recomiendo dos, o tres. Además de la capital y el balneario del lago Bled, os recomiendo uno de los pocos pueblos costeros de Eslovenia: Piran.  En sus nicios formó parte del ducado de Venecia y puedes notar la influencia veneciana en su arquitectura y todavía en su gente, puesto que también hablan italiano. Es muy pequeño y no se permite el tránsito de coches salvo en la plaza principal.  Cerca de allí están las cuevas de Skocjan, las cuevas cársticas más grandes del mundo por las que pasa un río y tienen un puente sobre él a más de 60 metros de altura, si no recuerdo mal.

Halconviajes.com Eslovenia

Lago Bled