Gran Hotel Bali, el más alto de España

Gran Hotel Bali mas alto Espana

Hace poco publicamos un post explicando cuál era el hotel más alto del mundo. Hoy toca hacer otro tanto pero en el ámbito nacional y aquí no hay duda: se trata del Gran Hotel Bali, en la localidad alicantina de Benidorm. De hecho no sólo tiene la mayor altura de España sino también de Europa, con 186 metros.

Lo bueno es que al hablar de grandes tallas no hay que referirse únicamente al número de pisos -que son 52- sino también al elevado nivel de los servicios y la atención al cliente, algo de lo que presume el Bali, como corresponde a su categoría de 4 estrellas; un enorme y alargado rascacielos de hormigón y cristal con espléndidas panorámicas de la Costa Blanca esperando a hacer lo más feliz posible la estancia de su clientela.

En esta torre situada en la Cala de Benidorm, muy cerca del mar y con vistas desde arriba a Terra Mítica, que está a escasa distancia, hay 776 habitaciones de las que una docena son suites. Las primeras, todas Doble Estándar, disponen de climatización, teléfono, TV, caja fuerte, minibar, baño completo con secador, sistema de seguridad en las puertas y conexión a Internet. Las suites, que llevan nombres de estrella (Sirius, Aldebarán, Altair…) mejoran a las anteriores en tamaño y servicios, pues algunas incluso tienen -en 2 pisos- su propio salón comedor, jacuzzi, terraza, vestidor, etc.

Aunque la playa está a 5 minutos a pie, el huésped puede disfrutar de 3 piscinas, una lago, otra infantil y otra familiar, además de un jacuzzi al aire libre para disfrutar del sol mediterráneo. Algo que se puede completar en la 19ª planta del hotel gracias a un spa de 10 cabinas que ofrece tratamientos a base de masajes, naturopatía, dietética-nutrición, acupuntura, magnetoterapia y similares. Y para redondear el apartado de salud está el gimnasio, equipado para tonificación muscular, fitness, cardio, etc.

Otra forma de cuidar la salud es divirtiéndose, y para eso está el Cotton Bali Club una discoteca para bailar y pasar la noche a ritmo de house o cualquier otra música, con la particularidad de que abre para todos los públicos. Cada año acoge la celebración del Bali Dance Festival.

Quien prefiera solazarse con la gastronomía puede elegir entre los restaurantes Xaloc y Gregal, que son tipo buffet, a los que se suman las cafeterías L’illa y Ponoch, así como un chiringuito en la piscina. Si se habla de palabras mayores, caso de un banquete o cualquier otro tipo de celebración, el Bali puede proporcionar varias estancias y, sobre todo, el magnífico Palacio de cristal.

La lista de servicios del hotel incluye peluquería, parking, salas de juegos (algunas infantiles), ciber y tiendas.

El Gran Hotel Bali se inauguró en mayo de 2002 tras iniciarse su construcción en 1990 y si bien su altura se rebajó 24 metros frente a los 210 previstos originalmente, aún es el hotel más alto de Europa (aunque hay edificios de otros usos que lo superan). El arquitecto Antonio Escario, su autor, lo dotó de los mejores sistemas de seguridad y antiincendios, necesarios para su gran superficie de 40.000 metros cuadrados. Aunque tiene otro edificio anexo, el principal es el rascacielos, que acoge varias pruebas deportivas anuales: una carrera hasta la azotea y un campeonato de salto base desde ésta.