Gran Hotel Son Net

Blogshalcon-Hoteles-Gran Hotel Son Net

Continuando el repaso a los ganadores de los Premios a la Excelencia de Condé Nast Johansens, nos toca ver el establecimiento que se llevó el galardón al Mejor Hotel. Y para ello hay que situarse en Mallorca, en la finca Son Net, que data de 1672 y está ubicada en el Sierra de Tramuntana, a sólo 25 minutos de Palma. Allí se alza el Gran Hotel Son Net, en una mansión delicadamente restaurada siguiendo la esencia del clasicismo mallorquín.

El establecimiento, abierto en 1998, es un hotel boutique de 31 habitaciones amplias y luminosas, con vistas espectaculares y un acogedor servicio personalizado. Las hay de varios tipos: Clásica, Superior, De lujo, Deluxe con piscina, Gran Suite, Suite Real, Suite Presidencial y Gran Suite Cottage. Esta última merece una atención especial -aún más- porque tiene sus propias entrada, terraza, piscina y jardines, pero también destacan los 150 metros cuadrados de la Presidencial y Real.

En cualquier caso, todas tienen grandes ventanales o balcón, aire acondicionado, baño con secador, caja fuerte y TV, Wi-Fi, además de elementos decorativos muy originales que van desde camas con dosel a armaduras o antigüedades.

De hecho, en la propia finca se conservan desde el siglo XVII el patio interior y el pozo, siendo piedra, maderas, estuco artesanal, tejidos autóctonos y azulejos tradicionales los materiales que en los lugares comunes contribuyen a dar el toque clásico al lugar. Pero es la colección de pinturas de grandes artistas la que pone el toque exquisito, con obras de David Hockney, Mark Chagall o Andy Warhol.

Dos restaurantes componen la oferta gastronómica y aumentan las posibilidades del hotel en bodas y eventos: Oleum, en el interior del edificio principal, ofrece cocina gourmet mediterránea diseñada por el chef Sergio Olmedo; la prensa de aceite de oliva que se puede ver tras sus paredes es histórica. El Gazebo está pensado, sobre todo, para el verano y comer al aire libre y resulta más informal. Ambos se completan con los bares Son Net y Mirador, el primero especial para cócteles y vinos mientras que el segundo está en la zona de la piscina.

Porque, obviamente, hay una magnífica piscina exterior de 30 metros de largo, situada en una terraza con impresionantes vistas al pueblo de Puigpunyent y a las montañas que lo rodean (por cierto, declaradas Patrimonio de la Humanidad). Además dispone de cabañas privadas a su alrededor para los que quieran disfrutar de la máxima privacidad. Además sirven para acoger los masajes ofrecidos por el centro de estética La Fuente, a no ser que los prefieras en la habitación, claro.

La estancia, apoyada por esta oferta de relax, te hará olvidar el estrés y las exigencias de la vida moderna mientras disfrutas de las maravillas de las Baleares en general y Mallorca en particular. Al fin y al cabo la Sierra de Tramuntana que domina el entorno está declarada Patrimonio de la humanidad.