Guía práctica del puerto de El Pireo

De todas las puertas de entrada a la fascinante Grecia, El Pireo es sin duda una de las más importantes. Esta ciudad de larga historia e importancia estratégica sirve hoy de punto de salida y llegada a los numerosos cruceros por el Mediterráneo y el Egeo que  hacen escala en Atenas.

¿Vas a visitar la cuna de la civilización occidental y te da miedo perderte? No temas: Atenas es una ciudad muy accesible y fácil de recorrer por cuenta propia. Aquí tienes algunos consejos para moverte desde el puerto y organizar tu visita.

Ubicación y cómo llegar

A pesar de que administrativamente es una ciudad independiente, en la práctica El Pireo puede ser considerado un barrio de Atenas, perfectamente comunicado con el centro de la ciudad.

Situado a tan sólo 12 kilómetros del centro, el puerto de El Pireo es fácilmente accesible en la Línea 1 de Metro, que desde el puerto llega a la Plaza Omonia o Monastiraki, en pleno centro de Atenas. Para llegar a la estación de metro hay que salir del recinto portuario y caminar aproximadamente 30 minutos hasta el otro lado de la bahía, o tomar un autobús urbano.

Otras dos opciones son tomar el tranvía, que atraviesa toda la ciudad hasta la céntrica Plaza de Syntagma; o el autobús urbano nº 40, que al igual que el metro, llega hasta la Plaza Omonia.

Como alternativa un poco más cara, un taxi desde el puerto hasta el centro cuesta aproximadamente 30 euros. El trayecto puede alargarse hasta 45 minutos, en función del tráfico.

Servicios y atracciones turísticas cerca del puerto

Si de hacer tiempo se trata, en los alrededores del puerto de El Pireo no faltan bares, cafeterías y restaurantes donde comer deliciosos pescados y mariscos.

Durante una escala de un día, dada la buena comunicación entre el puerto y el centro, resulta muy sencillo ir por cuenta propia y rápidamente a los puntos de interés turístico más importantes, como la Acrópolis o el barrio de Plaka.