Historia del bañador

El traje de baño y su evolución: la moda en las playas

 Que la gente se bañe en las playas ocurre desde que existimos. Pero ¿con qué atuendos lo hemos hecho? En el blog de Halconviajes.com repasamos la historia de una de las prendas que más ha evolucionado en la historia de la moda: el traje de baño femenino.
Trajes de baño

Trajes de baño del siglo XIX

Hoy nos resultaría prácticamente ridículo ver a alguien en la playa dispuesto a bañarse con un traje de baño de nada menos que seis piezas, pero esas son de las que se componía esta prenda en el siglo XIX, aunque tenemos que remontarnos mucho antes para ver su evolución. Comenzamos nuestro viaje por la historia del bañador en el antiguo Egipto, donde ya se tiene constancia del ropaje especial para el baño de una cortesana de Alejandro Magno.

Romanos y Griegos, también llegaron a usar algo similar, pues hay pruebas del uso de algo parecido a trajes de baño para deportes acuáticos en mosaicos en la isla de Sicilia que datan del IV a. C.

Mosaicos en Sicilia del siglo IV d.C.

Ya entrando en la Edad Media y si bien esta larga época no se caracterizó por la limpieza del cuerpo si no de la mente, los baños ocasionales se hacían desnudos aunque los nobles usaban una especie de camisón para sus baños terapéuticos.

Bañador Halconviajes.com

Bañadores de los años 50

Damos un salto en el tiempo hasta llegar al siglo XIX, cuando comienza a ser habitual tomar baños de sol bajorecomendación médica, junto con la revolución industrial que permitía viajar a más gente a las playas. Entonces comenzó cobrar más importancia a la moda y se bañaban con trajes no muy diferentes de los que llevaban por la calle, hasta que surgió la necesidad de prendas más cómodas. Aún así seguían fabricándose con las mimas telas que los de franelas, alpaca, sarga… hasta que buscaron otras más ligeras y constaba de pantalón bombacho, una especie de falda y además un corpiño de cuello alto que tapaba gran parte de los brazos hasta el codo. Además se llevaban con medias, y zapatillas de lona con tacón bajo. Imaginaos meterse en el agua con todo aquello, que llegaba a ser peligroso por hundimiento.

Llegado el siglo XX evolucionó algo y el traje de baño pasó a ser un vestido con la parte de arriba ceñida y una falda hasta las rodillas, por supuesto sin olvidarnos del gorro, para después convertirse en un “dos piezas” que acortaba la falda y la convertía en pantalón.

El bikini

Después de la Segunda Guerra Mundial el francés Louis Réard creó el llamado bikini, que toma el nombre de la isla del Pacífico en la que se había hecho este mismo año pruebas nucleares. El cine tuvo mucho que ver en una prenda que en los años 50 se consideraba de mal gusto pero que actrices como Bigitte Bardott pusieron de moda con sus baños en las playas de la costa azul.

Ursula Andress Halconviajes.com

Ursula Andress en la película Agente 007 contra el Dr. No

Las películas que llenaban los cines también las popularizaron, en los cuerpos esculturales de Ursula Andress en Agente 007 contra el Dr. No o Rachel Welch en Hace un Millón de años, con un primitivo bikini que ha pasado a la historia. Lo que permitió que la prenda se adaptase completamente a la figura femenina sería la invención de la lycra en 1960, que tomaría todo el protagonismo.

El bikini llegó a las playas españolas por primera vez en la ciudad de Benidorm, gracias a su alcalde, Pedro Zaragoza, que convenció a las autoridades argumentando el atractivo que tendría la prenda para los turistas.

Desde entonces esta prenda ha coexistido con el bañador de una sola pieza, y si bien ha ido reduciéndose en tela, incluso con la invención del tanga en 1974 y del monokini en 1964 (que viene a ser lo mismo que el topless), actualmente hemos asistido a nuevos diseños como el trikini (de Rudi Gernreich, mismo creador que el monokini), y esta temporada concretamente los talles de las partes inferiores suben en una especie de involución hacia los bikinis de los 50.

Hoy en día, en nuestras playas podemos ver trajes de baños de todos los estilos, formas y colores, que enseñan más o enseñan menos.  Incluso, quienes lejos de la idea de usar traje de baño, se deciden por playas nudistas. Tanto si te gusta o no esta prenda, puedes disfrutar de las mejores playas de nuestras costas con las ofertas de Halconviajes.com. ¡Disfruta de tus vacaciones!

Artículos relacionados