Be Live Grand Punta Cana, vacaciones caribeñas en familia

Blogshalcon-Hoteles-Hotel Be Live Grand Punta Cana vacaciones caribenas familia

Hace poco echamos un vistazo general a la República Dominicana. Hoy vamos a concretar y centrarnos en uno de sus rincones más populares y frecuentados, con especial atención a la oferta de alojamientos: los hoteles Be Live en Punta Cana.

Para ello debemos ubicarnos geográficamente en La Española, una isla de las Antillas Mayores del Caribe cuya mitad oeste corresponde a Haití, y al este tiene a  la República Dominicana. El extremo oriental de este último país es un cabo que se interna en el Atlántico y forma parte de la provincia de La Altagracia. Dicho cabo se llama Punta Cana y en él se ha levantado uno de los destinos turísticos más exitosos que existen.

Tiene su propio aeropuerto internacional que sirve de punto de entrada para decenas de miles viajeros que acuden a pasar sus vacaciones en un verdadero rosario de complejos hoteleros que se suceden de norte a sur en las playas de Arena Gorda, Bávaro, Ubero Alto, Macao y El Cortecito, seguidas, al doblar el cabo, de Cabeza de Toro, Cabo Engaño, Punta Cana y Juanillo. En total, 50 kilómetros dorados por el sol, bañados por las cristalinas aguas del Caribe, silueteados por líneas de cocoteros y privilegiados por la naturaleza.

Y allí, en medio de ese paraíso, se alza el Be Live Grand Punta Cana, un todo incluido de 5 estrellas que se autopresenta como «diseñado especialmente para aquellos que desean pasar unas vacaciones en familia, escaparse con su pareja o disfrutar de un viaje con sus amigos con auténtico sabor a Caribe». Y es que recoge todo el encanto del país gracias a unas instalaciones de lujo, ideadas para el disfrute de los más pequeños, la tranquilidad de los padres, la intimidad de los adultos y la diversión de los jóvenes.

El Be Live Grand Punta Cana

Está en Cabeza de Toro s/n, en la carretera Punta Cana-Bávaro y a 20 kilómetros del aeropuerto, destacando por su arquitectura típica caribeña restaurada en 2007. Si eres cliente del hotel encontrarás 467 habitaciones Standard y Superior Deluxe, de las que 8 son suites. Todas se reparten por 7 edificios de 3 plantas con un jardín tropical común y tienen terraza privada, baño completo, aire acondicionado y minibar, pero las superiores incorporan además bañera de hidromasaje y la posibilidad de estar comunicadas por puertas (para familias con niños). Las suites ofrecen más cosas en sus 62 metros cuadrados, como jacuzzi, cama con dosel, TV de plasma, etc.

El apartado de servicios también es extenso. Aparte de los estrictamente hoteleros, como lavandería, médico, Internet corner, Wi-Fi en zonas comunes (de pago), alquiler de coches, párking, cambio de moneda y atención especial para niños (cunas, tronas, clubes infantiles, parques, niñera, piscina exclusiva), tiendas o peluquería, hay que sumar playa privada con toallas, tumbonas y sombrillas, una piscina con jacuzzi para adultos, karaoke, discoteca e incluso un casino.

A ello se suman un spa al aire libre donde se ofrecen chocolaterapia, drenaje linfático, masajes antiestrés, jacuzzi, baños de vapor y saunas, entre otros caprichos, más el Catalonia Caribe Golf Club, un campo de golf de 18 hoyos situado a un par de kilómetros. Sin olvidar otras actividades que se pueden practicar, algunas contratándolas en el mismo hotel: buceo, pesca, voleibol, rutas a caballo, tenis, aerobic, windsurf, paseos en catamarán o moto acuática, etc.

El último apartado es para la gastronomía. El Be Live Grand Punta Cana ofrece 6 restaurantes: Windows (buffet internacional), Mexicano (comida típica de ese país), Asiático (oriental), Rodizio (brasileño), Da Vinci (italiano) y Gourmet (tradicional). La oferta se completa con el Snack Bar, el Sport Bar y el bar de la piscina.