Be Live Las Morlas, un "todo incluido" en Varadero

A veces hay conceptos que, de alguna manera, parecen encadenados como un juego de palabras: playa, Caribe, Varadero, hotel, 4 estrellas, todo incluido… Si juntas todo esto y lo agitas un poco como si de un cóctel tropical se tratara te saldrá el Be Live Las Morlas.

Se trata de un establecimiento de 4 estrellas, que se ubica en un lugar privilegiado con nombre de resonancias paradisíacas: la playa de Varadero, en Matanzas (Cuba), a tan sólo un kilómetro de la ciudad y bastante cerca del Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez. Jardines, arena blanca, aguas azul turquesa, un clima espléndido y la tradicional alegría de los cubanos.

El hotel está a pie de playa, en la Avenida de las Américas (Reparto de la Torre), constituyendo un rincón perfecto para unas vacaciones familiares al sol (se facilitan sombrillas, toallas y tumbonas, así como acceso a discapacitados), de relax (un spa permite disfrutar de masajes), lo que no quiere decir que carezca de entretenimientos y una atractiva oferta de ocio. Espectáculos nocturnos, una discoteca, un karaoke y, por otro lado, un programa de animación diurna, sirven para demostrarlo.

Quien no pueda parar ni un minuto se alegrará de saber que también hay gimnasio, piscina, alquiler de bicicletas y una sala de juegos, además de un campo de golf a 3 kilómetros. Pero por falta de deportes no será, ya que el Be Live Las Morlas, como indica el vivificante nombre de la cadena, pone a disposición del cliente una variada lista que incluye aerobic, vela, voleibol, buceo (de pago) y billar.

Esta variedad de entretenimientos se hace extensible a los niños, que tienen a su disposición un Miniclub (4-7 años), un Kids club (8-12 años), un parque infantil, una piscina para ellos y lo más curioso de todo: un sector de playa exclusivo. Los más enganchados a la Red gozarán asimismo de una sala ciber y un Internet corner que también pueden usar, obviamente, los adultos. Al fin y al cabo, recordamos, se trata de un todo incluido.

Falta hablar de dos apartados que suelen interesar especialmente a los clientes: alojamiento y gastronomía. Respecto al primero, hay 143 habitaciones tipo Suite, Junior Suite y Dúplex, todas con aire acondicionado, baño con secador, teléfono, TV, caja fuerte y minibar.

Para las comidas se puede elegir entre tres restaurantes: El Coral, un buffet formal entre vegetación tropical que incluye cocina en vivo; Marinero, 4 tenedores especializado en recetas con productos del mar; y El Chiringuito, que es un snack bar informal en la playa. Además se pueden tomar copas o cafés en el lobby bar La Sirena y en La Aguja, que sirve magníficas piñas coladas en la piscina.