El Be Live Turquesa, un rincón en el paraíso de Varadero

Blogashalcon-Hoteles-Hotel Be Live Turquesa

Hicacos es una estrecha península del norte de Cuba, una larga lengua de tierra que penetra en el mar, con 22 kilómetros de playas y una ciudad que vive por y para el turismo: Varadero. Allí, entre docenas de resorts de lujo y complejos “todo incluido”, destaca el Be Live Turquesa (Las Morlas, Km.12,5,Reparto La Torre), un establecimiento de 4 estrellas renovado recientemente y rodeado de vegetación tropical.

Es un lugar abierto a la playa (que tiene bandera azul y a la que se accede directamente), cercano a un puñado de sitios interesantes y con buenas comunicaciones, ya que el centro urbano queda muy cerca mientras que el aeropuerto está a 35 kilómetros, la terminal de autobuses se halla a 7 y la estación ferroviaria a 45. Por su parte, la distancia a La Habana es de 140 kilómetros. Un rincón, pues, ideal para unas vacaciones en pareja o en familia.

El Be Live Turquesa tiene 268 habitaciones dobles con todo el equipamiento necesario para hacer tu estancia más agradable: aire acondicionado, teléfono directo, TV, caja fuerte (con cargo extra), minibar (incluye botella de agua a la llegada) y baño con ducha. Algunas mejoran la oferta con una amplia terraza o balcón con vistas a los jardines y la piscina.

En cuanto a servicios, los hay generales y de pago. Entre los primeros se podría destacar el cambio de moneda, los accesos para discapacitados (con habitaciones especiales para ellos), la piscina (con tumbonas, sombrillas y toallas, al igual que en la playa), el gimnasio, el karaoke, las atenciones específicas para niños (clubes por edades, tronas, parque infantil, niñera…), el alquiler de bicis (con cargo extra), las actividades o los restaurantes. De los segundos, pueden servir de ejemplo la atención médica, lavandería, Internet corner o el alquiler de vehículos variados (con cargo extra).

Cuando hablamos de actividades nos referimos a una amplio abanico de deportes como aerobic, baloncesto, tenis, billar, fútbol, ping pong o voleibol. También se puede hacer submarinismo (de pago) para ver los maravillosos fondos de coral de la zona o practicar golf en el Varadero Club (de 18 hoyos y situado a 5 kilómetros, con cargo extra). Asimismo, en la referencia se incluye el programa de espectáculos nocturnos y un centro wellness con sauna que está especializado en masajes.

Esta variedad se hace extensible al apartado gastronómico. El Be Live Turquesa dispone de 3 restaurantes con cocinas de diferentes países para que puedas elegir la que más te guste: Via Aurelia, La Piazza y El Ranchón Guantanamera, además de aperitivos y cócteles en el Bar Siboney, y buffet y música en vivo en La Colina. Una oferta completada con el bar de la piscina, perfecto para catar la coctelería cubana, y El Mojito, un lobby bar con orquesta y donde se admiten fumadores.

¿Algo más? La magnífica playa de arenas blancas con palmeras, las cristalinas aguas del Caribe que dan mobre al hotel, la amabilidad del personal y la óptima relación calidad-precio. En suma, un refugio más de Be Live Hotels para tomarse unas vacaciones a través de Halconviajes.com o volando con Air Europa, de manera que te escapes por unos días de la rutina diaria.