Hotel El Milano Real, en el corazón de Gredos

Hotel Milano Real corazon Gredos

Uno de los entornos naturales de montaña más bellos que se pueden disfrutar en España es el Parque Nacional de Gredos, en Ávila. Y para ello se puede elegir la estancia en un hotel rural enclavado en el mismo lugar, ubicado en un típico edificio de piedra (con otro más moderno anexo) y con una atención al cliente tan cuidada que merece el elogio de todos los que pasan por allí. Se trata del Hotel El Milano Real.

Un establecimiento creado por Francisco S. Rico y Teresa Dorn en la calle del Toleo s/n de la localidad abulense de Hoyos del Espino, a unos 60 kilómetros de Ávila. Un pequeño entorno urbano en pleno campo, con huerto, jardines, terraza y aparcamiento asfaltado en la parte exterior frente a un interior cálido y acogedor con chimenea, bilbioteca y sala de estar. Otra ventaja es que se puede atender tanto en español como en inglés.

Cuenta con 21 habitaciones, muy amplias de 45 a 50 metros cuadrados: dobles Estándar y dobles Superior equipadas con TV, DVD, baño con secador e hidromasaje, y Wi-Fi gratuito. Todas son diferentes, con decoración y nombre propios como Estrella Polar, Mediterránea, Tokio, Berlín y Cambridge. También hay 8 suites temáticas, algunas de ellas abuhardilladas, que responden a gracias tan sugerentes como Millennium, Japonesa, Colonial, Manhattan, Nórdica, Árabe, Inglesa y Gredos.

Es interesante señalar que algunas de estas habitaciones están adaptadas para personas discapacitadas y que las familias con niños pequeños tienen a su disposición cunas para bebés y canguro. Servicios y alojamiento que se completan con lavandería, desayunos y un restaurante donde se sirve cocina con productos de la tierra y que cuenta con una completa bodega.

Spa, observatorio astrónomico y otras actividades

Una de las grandes ventajas del Milano Real es el gran abanico de posibilidades a la hora del entretenimiento. A medio centenar de metros del hotel está el Spa Aguas de Gredos. Ambos negocios tienen acordados diversos programas (Antiestrés, Salud, Vitalidad, Dulce placer) además de los clásicos circuitos hidrotermales, piscina climatizada y equipos de fisioterapeutas, esteticistas y masajistas.

También está la lista de actividades ofertada directamente y de la que la estrella, sin duda, es el observatorio astronómico que hay en la azotea, una cúpula con un telescopio de 250 mm para aprovechar las espléndidas noches estrelladas de la zona. Cuesta 18 euros. Luego están las opciones habituales de turismo rural como paseos a caballo, senderismo (hay 15 rutas de diferentes niveles), rafting o piragüismo entre otras. Algunas incorporan a la clientela infantil, como el paint ball, aventura sobre los árboles en un parque de cuerdas, tiro con arco…

Finalmente, la Escuela Alpina de Gredos imparte clases de técnicas de alpinismo: escalada, piolet, crampones, rutas sobre raquetas de nieve, etc. El caso es aprovechar el paisaje, con la referencia de la Laguna Grande, el circo glaciar o el pico Mulhacén.