Hotel NH Palacio de la Merced, historia y modernidad en Burgos

Blogshalcon-Hoteles-NH Palacio Merced historia modernidad Burgos

Los antiguos palacios dan mucho juego a la hora de restaurarlos y reconvertirlos en hoteles, una tendencia cada vez más extendida y frecuente para evitar la pérdida de edificios históricos. Uno de los muchos ejemplos de ello lo puedes encontrar en Burgos con el Hotel NH Palacio de la Merced, perteneciente a la gama Collection de la cadena, que busca combinar la magia del entorno con la belleza del propio establecimiento para dejar un recuerdo imborrable en el recuerdo del cliente.

Es un hotel urbano y con encanto especial: situado en pleno centro de la ciudad, a dos pasos de la famosa catedral gótica y del Arco de Santa María, el NH Palacio de la Merced ocupa, como dice su nombre, un edificio construido a finales del siglo XVI y principios del XVII que ha sido rehabilitado respetuosamente para mantener el encanto y la sobriedad que lo caracterizaron pero con la incorporación de elementos funcionales y modernos que garanticen el confort y el descanso.

Un juego de sensaciones e imágenes que contrastan y, a la vez, combinan armónicamente historia y modernidad en el número 13 de la calle de la Merced, a orillas del río Arlanzón, con la no menos imponente iglesia de los jesuitas pared con pared. Y si no es bastante para calificar de privilegiada esa ubicación, añadir que el Paseo del Espolón pasa por delante y que el magnífico Museo de la Evolución Humana de Burgos, así como su Nuevo Palacio de Congresos, se hallan a un centenar de metros.

El interior del hotel es moderno, salpicado aquí y allá por recuerdos de época: un arco con volutas, un bargueño, una silla ricamente tapizada, un arcón, las paredes de piedra desnuda, etc. Las 110 habitaciones (Estándar, Estándar con vistas, Junior Suite y Prémium), son amplias y diáfanas, de diseño y decoradas con arte de vanguardia y, algunas, adaptadas para personas con movilidad reducida. Disponen de aire acondicionado y calefacción, baño plenamente equipado (incluyendo espejo de aumento y secador), caja fuerte, minibar, TV, teléfono y ventanas que se pueden abrir.

De los servicios cabe destacar la conexión Wi-Fi gratuita, párking (de pago), lavandería, médico de guardia, un centro de fitness con gimnasio, sauna y solárium, bar cafetería, prensa diaria, cunas… Ahora bien, si hay un servicio que destacar de forma especial es el restaurante Rincón de la Merced, no sólo por su exquisita cocina -internacional y castellana- o su completa carta de vinos sino también por el fantástico espacio en el que se aloja: el antiguo claustro, de estilo gótico flamígero, con sus bóvedas nervadas y su ventanas ojívales. No te lo pierdas porque es impresionante.

Por último, mencionar los 8 versátiles salones para eventos que se pueden combinar entre sí para crear un aforo de hasta 1.100 personas. Banquetes, presentaciones, conferencias, bodas y todo tipo de compromisos se podrán celebrar en un marco incomparable, siendo el citado claustro el espacio mayor (1.089 metros cuadrados) pero con otros más pequeños (el salón Imperial, de 33 metros cuadrados) o medianos (Arlanza, 138 metros).

Este hotel de 4 estrellas puede ser una buena elección para alojarte en tus vacaciones o en un fin de semana, si recorres el Camino de santiago y quieres conocer los monumentos antes citados u otros como el Monasterio de las Huelgas o la Cartuja de Miraflores. También si tienes intención de descubrir el interesante conjunto prehistórico de Atapuerca, que está a pocos kilómetros.