Hoteles de arena en los Países Bajos

Como hemos visto en artículos anteriores, dentro de los materiales raros con los que se puede construir un hotel están el hielo y la sal, ambos perecederos. Hoy vamos a hablar de los hoteles de arena que puedes encontrar en los Países Bajos. Puedes aprovechar para ir durante la celebración de su festival de escultura de arena en Oss y Sneek.

hoteles de arena

Disfruta de los espectaculares hoteles de arena

Y es que entre las atracciones que traen estos eventos está la posibilidad de alojarse en sendos hoteles hechos íntegramente de arena. Es más, no se trata de edificios sino de esculturas realizadas por artistas especializados internacionales que, para la ocasión, han habilitados el interior de dos de sus creaciones en un nuevo y singular uso.

Así que lo que por fuera puede ser, por ejemplo, un castillo clásico, por dentro esconde una habitación para dos personas. Con las comodidades habituales de un establecimiento, por supuesto, desde cama a luz y agua corriente, pasando por baño, ventana, televisor, conexión Wifi, amenities y desayuno completo.

Incluso te reciben con café o té y tienes una botella de Prosecco y una cesta de fruta esperando; si prefieres champán, hay un coste adicional. Se supone, eso sí, que habrás de tener cuidado en el interior; es arena, no ladrillo.

No sólo eso. Reservar una noche en los hoteles Zand, que tal es su nombre, conlleva un tour gratuito por la sede del festival, sea en su sede de Brabante (Oss) o en la de Frisia (Sneek), para contemplar la treintena de esculturas de arena. colosales obras que atraen a muchos viajeros y curiosos. Dentro de las habitaciones, por cierto, también hay algunas a manera decorativa.

Pernoctar en un sitio tan insólito cuesta unos 150 euros por noche, aunque no resulta fácil conseguir plaza por dos razones: la primera, que se reservan con semanas de antelación; la segunda es que, por su propia naturaleza, se trata de hoteles efímeros. Como es lógico, se terminan con el verano: el de Sneek está hasta finales de septiembre y el de Oss hasta entrado octubre.

¿Te quedaste con las ganas este año? No desesperes porque está previsto que vuelvan el año que viene, con la próxima edición del festival. Estando informado de ello y de las fechas tendrás tiempo de sobra para programar unas vacaciones por Amsterdam y asegurarte de conseguir una reserva.