Hoteles de récord en el Guinness

Blogshalcon-Hoteles-Hoteles de record en el Guinness

Hace ya algunos meses que llegó a las librerías el famoso Libro Guinness de los Récords, editado por Planeta. Esta estrambótica guía que recopila anualmente las marcas mundiales más insólitas, tiene un apartado para los alojamientos en el que se pueden encontrar registrados inauditos hoteles de récord.

A continuación te reseñamos los más destacados; verás que ya dedicamos un post en este blog a alguno que otro.

El más antiguo

Era signo de cortesía empezar por el venerable anciano. Se trata del Nisiyama Onsen Keiunkan, que funciona en Japón como balneario de aguas termales. El dato interesante y asombroso es que fue inaugurado en el siglo VIII, en la misma época en que los musulmanes conquistaban la Península Ibérica, les detenía Carlos Martel en Poitiers, reinaba Carlomagno y se convocaba el Concilio de Nicea. Ahí es nada, aunque no resulta tan raro en Japón, donde el hotel Hoshi Ryokan sólo tiene 13 años menos.

El más pequeño

Frente a los enormes resorts que brotan como setas en los destinos de vacaciones perviven establecimientos familiares, algunos de ellos minúsculos. La palma se la lleva el Eh’häusl de Amberg (Alemania) con sólo 53 metros cuadrados y encajonado entre dos grandes bloques arquitectónicos. Su aforo es para un huésped.

El más grande

Como contraposición, la unión del Venetian Resort Hotel Casino y The Palazzo junto con el centro de convenciones Sands Expo permite ofrecer al cliente nada menos que 7.017 habitaciones, 17 restaurantes temáticos, una sede local del Museo Guggenheim Hermitage y otra del Madam Tussaud’s, además de estar atravesado por un canal tipo Venecia por el que navegan góndolas. Algo así sólo puede estar en un sitio: Las Vegas (EEUU).

El más alto

Dubai (Emiratos Árabes Unidos) tiene el rascacielos más alto dedicado exclusivamente a hotel, abierto a finales de 2012. Se trata del JW Marriott Marquis, formado por dos torres por cuyos 335 metros se reparten 77 plantas.

El situado a mayor altitud

El matiz diferenciador respecto al anterior está en la ubicación. Llamándose Everest View ya te imaginarás que se halla en Nepal, cerca del emblemático ochomil pero a una altitud algo más segura: 3.962 metros.

El primero bajo el agua

Otro nombre de referencia, en este caso al escritor Julio Verne. El Jule’s Undersea Lodge fue el primer hotel submarino, en realidad un laboratorio oceanográfico reconvertido en 1986. Se halla a 6,4 metros de profundidad en Florida (EEUU) y únicamente puedes entrar y salir buceando. Hablamos de él en su día.

El primero hecho de arena

Otro contraste. Frente al subacuático anterior, en la playa de Weymouth (Reino Unido) se levantó el primer hotel construido con arena, para lo que se usaron 600 hectáreas de ella. Fue en 2008 y un buen un ejemplo de arquitectura efímera porque ya no existe, claro.

El mayor hecho de hielo

Seguimos contrastando. El Icehotel de Jukkasjärvi (Suecia) es una villa compuesta por centenar y medio de iglús que se deshacen al llegar el buen tiempo y se reconstruyen en invierno. La experiencia de alojarse allí pone los pelos de punta, literalmente.

La habitación más cara

Si quieres pasar una noche en la Royal Penthouse del President Wilson, en Ginebra (Suiza), tendrás que desembolsar 48.000 euros. Eso sí, dispondrás de una docena de dormitorios y otros tantos cuartos de baño, una terraza de 1.680 metros cuadrados con vistas al lago leman, un piano de cola, un fitness center y ascensor privado repartidos por toda una planta -la última- en exclusiva.

El mayor vestíbulo

Está en el Hyatt Regency de San Francisco (EEUU). Para atravesarlo deberás recorrer sus 107 metros de largo, medidas que se agigantan más con el ancho (49 metros) y, sobre todo, el alto (52 metros).