Islas Marietas en México

El origen desconocido de Playa Escondida

Las formas geológicas caprichosas de las Islas Marietas y su riquísima vida marina las convierten en uno de los lugares más especiales de México. Frente a las costas de la Bahía de Puerto Vallarta, al oeste del país y a poca distancia de Punta Mita, se sitúan estas dos ínsulas: isla Redonda e Isla Larga.

México Islas Marietas

La imagen más llamativa de este pequeño archipiélago la ofrece Playa Escondida, también conocida como Playa del Amor. Un lugar cuyo origen sigue sin ser del todo resuelto: se dice que la curiosa formación es fruto de maniobras militares realizadas a comienzos del siglo XX, por lo que el origen estaría en una bomba caída accidentalmente, cuyo agujero se aumentaría con la erosión del agua y el viento. Hoy sólo se puede acceder a ella a través de un túnel submarino.

Hoy en día es un territorio protegido en el que la pesca y la caza están prohibidas y el turismo muy controlado para su conservación.  El mismo Jacques Cousteau era un enamorado de las islas, que exploró durante la década de los 60 y 70. Su empeñó y denuncia hicieron que dejaran de ser blanco de maniobras militares. Desde 2005 es Área Natural Protegida con la categoría de Parque Nacional y Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde 2008.

La protección de las islas ha facilitado la reproducción y conservación de numerosas especies, dando como resultado un ecosistema de los más biodiverso. En ellas habitan especies de aves como el llamativo alcatraz patiazul, que también podemos encontrar en las Galápago. El avistamiento de ballenas jorobadas, entre diciembre y finales de marzo  es muy común, así como el de delfines durante todo el año. En sus aguas también podemos encontrarnos con ejemplares de manta Gigante o de pez damisela.

Para apreciar esta gran biodiversidad, nada mejor que practicar buceo en arrecifes de coral o snorkel. Otras opciones son el kayak, paddle board o un relajado paseo en barca entre sus cavidades y formaciones rocosas.