Entre bambú: Sagano Arashiyama

Los senderos verdes de un bosque cercano a Kioto

A los pies del monte Arashiyama (montaña de la tormenta), a pocos kilómetros de Kioto, nos adentramos en uno de las visitas más curiosas de Japón: el bosque de bambú de Sagano Arashiyama.

Halconviajes.com Japón

Podéis olvidaros desde ahora de las dimensiones que asociamos en occidente al bambú, una poderoso vegetal que  reducimos a elemento decorativo. Pero esta resistente planta alcanza en un hábitat inmejorable como éste los 20 metros de altura y un grosor en sus troncos que os dejará con la boca abierta. El bosque se sitúa a la salida norte del jardín Tenryuji, correspondiente al templo del mismo nombre y tiene unos 16 km de senderos custodiados por altísimas ramas de bambú. Podemos apreciar hasta 50 especies distintas de esta planta.

Sagano Arashiyama es un lugar evocador, que durante varios siglos ha sido un lugar de descanso de la alta aristocracia japonesa, e incluso, ha sido uno de los escenarios de la novela “La Historia de Genji” de Murasaki Shikibu.

No sólo la vista lo convierte en un lugar sorprendente. El sonido del viento acariciando a su paso las ramas de bambú, ha sido elegido por el gobierno como uno de los sonidos que han de ser preservados en Japón.

El santuario actual se conserva igual desde hace 100 años, tras haberse perdido en varios incendios.  También se pueden visitar en su perímetro otros templos y sus correspondientes jardines, como el de Tebryuji.

Para llegar hasta allí hay que bajarse en la estación de  JR de Torokko Arashiyama y se puede recorrer a pie, en bicicleta o en carros de alquiler. Las hojas de bambú están más espléndidas que nunca durante el otoño, pero el efecto con los rayos de sol es espectacular durante todo el año. Otra opción es hacer dicha visita por la noche, pues al caer el sol se ilumina el paseo.