Jujuy, en el norte de Argentina

En Argentina hay paisajes verdaderamente fascinantes. La extensión de este gran país permite ver lugares tan diversos como las cataratas de Iguazú, el Glaciar Perito Moreno o región de Jujuy, al norte del país. Esta última tiene encierra a su vez panorámicas con un fascinante contraste, que permiten un viaje para contemplar sin aburrir a la vista.

Argentina Halconviajes.com

Cerro de los 7 colores. Foto: Los viajes del Cangrejo

Jujuy, al este del país cuenta con varias regiones diferenciadas: La Puna, Los Valles, La Quebrada y el Ramal. En la Puna se encuentran el desierto de sal y las llamadas Salinas Grandes, las terceras más grandes del mundo. Una zona desértica con grandes oscilaciones de temperatura.

En el área de Quebrada, que separan el conjunto de sierras, se puede ver una de las mayores atracciones de Jujuy conocida como el “Cerro de los 7 Colores”, nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad. Un monte con un corte vertical que permite ver 7 tonos diferentes, como una acuarela pintada en el horizonte. La comida y el vino de la región son magníficos, la lana de las sociables llamas es de sobra conocida por su calidad. Por si fuera poco la zona también es conocida por sus festejos populares.

En el centro sur de la provincia se encuentran los Valles de Jujuy. Un paisaje único que combina desierto con curiosas formaciones y lugares más húmedos como las Termas del Carmen. Ésta última es un área con bastante actividad turística en la que encontrarás balnearios, asadores típicos para disfrutar de lo mejor de la gastronomía de la región (que incluye la carne de llama), rutas para practicar senderismo… Obligada la visita a la capital, San Salvador de Jujuy, también conocida como “la tacita de plata”.

En contraste con toda la región, en Jujuy también se encuentran las Yungas, también llamada la Selva tucumano-boliviana o el Ramal, un lugar verde y húmedo perfecto para finalizar el recorrido por esta maravillosa región argentina.

Artículos relacionados