La bandeja paisa colombiana

¿Eres de ésos que tienen buen comer? ¿Crees que nadie puede hacerte sombra a la hora de dar cuenta de un buen plato? ¿Te gustan las raciones pantagruélicas? Si la respuestas son afirmativas, te proponemos un destino, Colombia, y un plato de ese país que te supondrá todo un reto de resistencia: la bandeja paisa colombiana.

BlogHalconviajes-La bandeja paisa colombiana

Bandeja paisa colombiana

Se trata de una receta de la región noroeste del país, aquella que corresponde a la zona de producción cafetera por excelencia y se sitúa en los departamentos de Antioquía y Caldas. No obstante, ya ha ha superado esa concreción territorial para extender su categoría a toda Colombia, para lo cual se ha versionado su nombre como bandeja montañera.

No todo el mundo está de acuerdo en esa nacionalización, máxime teniendo en cuenta que ya hay un plato con esa categoría, el sancocho (sopa de carne y verduras), seguramente de consumo más extendido y generalizado. Asimismo, se suele señalar que las características de la bandeja paisa no son exclusivamente colombianas, ya que otros países del entorno tienen cosas parecidas.

Aquí podemos decir, sin embargo, que la bandeja paisa colombiana será como cualquiera de ellos… pero elevado al cubo. De hecho, como bien indica su nombre, es tal la cantidad de ingredientes que no caben en un plato normal y han de servirse en una bandeja de la que se come directamente; de ahí su inequívoco nombre. Y es que, pese a que el café es el producto típico de esas dos regiones, debe ser casi lo único que no se incorpora al conjunto.

¿Qué es lo que te espera si finalmente haces un viaje a Medellín, por ejemplo, y pides una bandeja paisa para comer? Apunta: arroz, blanco, chicharrón (tocino), huevo frito, patacón (plátano verde frito), frijoles, tomate (en rodajas), aguacate, plátano (en rodajas), carne molida, chorizo, arepa (tortilla de maíz) y hogao (sofrito de tomate y cebolla).

Ah ¿crees que igual no tienes bastante? Pues cuidado porque normalmente se acompaña de mazamorra (guiso de legumbres, pimientos con leche) y algo dulce, que puede ser panela (melaza seca de caña de azúcar), fruta, etc. Por supuesto, todo esto reviste ligeras variantes según el sitio donde se prepare, incluso dentro de esa zona antioqueña, añadiendo morcilla, otras posibles carnes o dulces alternativos.

Si sobrevives a tal experiencia, ten en cuenta que no se trata de una especialidad gastronómica histórica. Las primeras referencias apenas se remontan a mediados del siglo pasado, aunque, dadas sus cualidades energéticas, probablemente se base en platos tradicionales decimonónicos que consumían los arrieros, profesión muy típica del lugar. Algunas fuentes, en cambio, se remontan a las bandejas de madera llenas de alimentos con que los indígenas obsequiaban a los españoles.

Una última cosa que te estarás preguntando: paisa es la palabra con que se conoce a los habitantes de esas montañosas tierras antioqueñas. En cualquier caso, si después de meterte entre pecho y espalda una bandeja paisa colombiana no quedas saciado es que tienes un serio problema.

Artículos relacionados