La colorida Navidad en Budapest

Quizás el único aspecto poco atractivo de pasar una Navidad en Budapest sean las gélidas temperaturas que se experimentan en diciembre pero incluso con el termómetro bajo cero, Budapest es una ciudad que brilla de manera aún más especial que de costumbre durante las fiestas. La espectacular capital de Hungría se decora e ilumina profusamente de Navidad, sin duda una de las mejores épocas del año para conocerla. Si aún no has decidido dónde viajar en Navidad, Budapest es una alternativa que te sorprenderá.

Navidad en Budapest

 

Navidad en Budapest

Media Europa es invadida por los mercadillos de Navidad en diciembre, pero a pesar de las similitudes que puedan existir, cada ciudad tiene sus tradiciones particulares y es una forma única de conocer un aspecto cultural que no se manifiesta en otra épocas del año.

Aparte del ambiente festivo y encantador que se teje alrededor de ellos, en los mercadillos de Navidad en Budapest se pueden encontrar dos tipos de puestos: aquellos que venden adornos navideños, productos artesanales de cristal, madera o porcelana o bien, prendas para el invierno hechas a mano, recuerdos y todo lo que puedas imaginar. El resto de puestos se dedica a vender delicias navideñas que están preparados especialmente para calentar el espíritu y vencer las bajas temperaturas.

Quizás te atrevas a probar el aguardiente de ciruela, vino caliente con cítricos, clavo y canela, una deliciosa kielbasa (salchichas a la parrilla) o bien algún dulce como un Szaloncukor (chocolate relleno de mazapán), galletas de jengibre o el mítico Bejgli, un pastel de Navidad, con semillas de amapola, nueces y pasas.

Navidad en Budapest

Basílica de San Esteban

Los mercados más famosos de Navidad en Budapest son la Feria de Adviento de Budapest, ubicada en la Plaza Szent Istvan, frente a la famosísima Basílica de San Esteban (a la que te recomiendo subir sin falta). Además del gran árbol de Navidad y la pista de patinaje sobre hielo, cada noche la Basílica se ilumina con un espectáculo de luces. El Budapest Christmas Fair, ubicado en la Plaza Vörösmarty, en el corazón de la ciudad, se realiza un belén de madera, así como villancicos, coros y funciones de marionetas. En la fachada del famoso Café Bergeaud, ubicado en dicha plaza, se realiza un espectáculo de proyección láser, donde se cuenta la historia de la Navidad.

Los mercadillos de Navidad en Budapest están abiertos del 27 de noviembre al 2 de enero, de 11:00 a 20:00 horas de lunes a jueves, los viernes de 11:30 a 22:00 horas, sábados de 10:00 a 22:00 horas y finalmente, los domingos de 10:00 a 20:00 horas.

Más allá de los mercados, la Navidad se manifiesta en Budapest de muchas maneras y una de ellas es el tradicional Ballet del Cascanueces que es toda una tradición en la ciudad. La función se realiza durante todo diciembre en el edificio de la Ópera de Budapest, ubicado en la elegante avenida Andrassy, una vía que es Patrimonio de la Humanidad.

Artículos relacionados