La ensaimada, el típico dulce mallorquín


No hay mejor manera de conocer un sitio que a través de sus sabores. Así, aquellos que elijan Baleares como destino de sus vacaciones tendrán una opción dulce para disfrutar: la ensaiamada.

Claro, es que es este un producto típico de Mallorca que, además, se ha convertido en esos obsequios clásicos que los turistas llevan a sus amigos y familia desde la isla y, por supuesto, que llevan a su propio hogar para seguir disfrutando de aquel destino a través del paladar.

Pues la ensaimada es una pasta dulce, con forma de espiral hecha a base de harina, huevos, azúcar, levadura, leche y manteca de cerdo. Este último ingrediente, a veces, es sustituido por aceite de oliva.

Luego, la masa se transforma en un rollo que comienza a girarse hasta lograr una forma de espiral. La forma característica de la ensaimada de Mallorca que una vez cocida se espolvoreará con azúcar glasé.

Así, existen diversas variedades de ensaiamadas. La clásica es aquella sin relleno y la de cabello de ángel rellena con este dulce son las más tradicionales. Luego pueden adquirirse y saborearse otras opciones con diferentes rellenos tales como las que poseen nata, crema quemada o crema de cacao.

Cabe destacar que. desde hace unos años, este producto tiene Denominación de Origen y por lo tanto se encuentra controlado por el Consejo regulador. Y es este un organismo que garantiza la calidad de los ingredientes y la elaboración del producto.

Así que los viajeros ya lo saben, de Baleares pueden llevarse muchos recuerdos, pero ninguno como este dulce recuerdo. Pues si durante los días en la isla no se ha tenido tiempo u oportunidad de adquirir las ensaimadas para llevar a casa, ello no es problema. Claro, es que por ejemplo en los aeropuertos pueden adquirirse a último momento. Para que nadie llegue de las vacaciones con las manos vacías.