La Estatua de Genghis Khan en Mongolia

mongolia

Cada país tiene una forma particular de homenajear a sus héroes nacionales, en ocasiones dando origen a monumentos increíbles, bien sea por la originalidad e imaginación el homenaje en sí y por su entorno. La estatua ecuestre de Genghis Khan en Mongolia, cumple estos preceptos a cabalidad y no deja indiferente al visitante que recorre los 60 kilómetros que la separan de la capital, Ulan Bator.

Mongolia, un país cuyos paisajes son especialmente hermosos y donde abundan las largas estepas y praderas, está en pleno proceso de transformación, y esta estatua es parte de un gran proyecto que pretende recuperar su identidad propia y su orgullo como nación.

Este imponente monumento de 40 metros de altura y 250 toneladas de peso, tiene el récord de ser la estatua ecuestre más alta del mundo, y es que un homenaje al gran Genghis Khan, el líder que logró convertir al Imperio Mongol en el más grande y poderoso del mundo, no podía pasar desapercibido. Construida completamente en acero, la estatua ecuestre se apoya sobre un basamento circular de 36 columnas, donde cada una representa uno de los kanes mongoles.

Lo que se discierne como un pequeño punto brillante desde la carretera que lleva al monumento, ubicado en una extensa pradera verde, poco a poco comienza a deslumbrar, hasta el punto que es difícil dar crédito ante lo que está a la vista. Aunque de momento se levanta un tanto solitario en la estepa mongola, esta estatua forma parte de un ambicioso proyecto que incluirá más estatuas y hasta un parque temático, infraestructuras hoteleras y campos de golf. Un acierto, ya que algo que no falta en las verdes praderas mongolas es césped.

Los visitantes pueden subir hasta el lomo del caballo mediante un ascensor y dejarse intimidar por la intensa y fiera mirada del conquistador, al mismo tiempo que se disfrutan de unas espléndidas vistas de los alrededores. Su interior alberga un pequeño museo dedicado al ilustre personaje. Un monumento que fácilmente se puede incluir entre los más peculiares e insólitos del país asiático.

La excursión hasta la estatua de Genghis Khan se encuentra a aproximadamente a una hora en coche de Ulan Bator, sin embargo, no es complicado encontrar un tour hasta el monumento o alquilar un coche para llegar.