La experiencia de vivir el Año Nuevo en Río de Janeiro


Decirle adiós a un año y darle la bienvenida a uno nuevo en un sitio lejos de casa es el sueño de muchos. Pues hacerlo en Río de Janeiro (Brasil) incluirá fiesta, música, luces, fuegos artificiales y la posibilidad de compartir esa noche con miles y miles de personas. Un viaje diferente.

Es que la Nochevieja y el comienzo del nuevo año en Copacabana es una de las más alegres y hermosas fiestas colectivas de la ciudad. Una ocasión en la que locales y turistas se acercan a la playa con una sola premisa: celebrar.

Pues el disfrute está asegurado gracias a la hermosa visual que ofrece Río de Janeiro, sus playas, el morro y a ello agregado el buen clima y el ambiente festivo que envuelve a todos.

De este modo todos aquellos que se acercan a las playas van vestidos de blanco, una tradición popular que le da un toque diferente a la celebración. Pero ¿Cuál es el motivo? Es que se considera a ese un color relacionado con la suerte que traerá la prosperidad para el año que comienza. En tanto, el blanco puede combinarse con otros tonos como el rojo al que se cree bueno para atraer el romance, el amarillo para la prosperidad y el verde para una buena salud.

Entonces, una vez reunidos en la playa de Copacabana y todos con sus ropas acordes a la ocasión, es momento de comenzar con los festejos que incluyen conciertos gratuitos y grandes espectáculos a partir de las 20.

En tanto, hacia la medianoche los fuegos artificales ofrecen un espectáculo que se extiende por casi 30 minutos. Una hermosa postal que se refleja en el mar y que dejará un recuerdo imborrable en aquellos que tengan la suerte de vivirlo.

Pero ello no lo es todo, dado que durante la víspera del Año Nuevo se lleva adelante una tradición afro-brasileña que es la de ofrecer regalos a Yemanjá, la diosa de los mares. Ofrendas de flores blancas, pequeñas embarcaciones de madera con fotos, comida, bebidas y velas. Otro atractivo que ofrecen las playas de Río de Janeiro durante esta época del año.