La Laguna azul de Islandia, un hermoso accidente de la naturaleza

El sol de medianoche es un fenómeno natural que se da durante los días cercanos al solsticio de verano en latitudes que se encuentran muy cerca de los polos. Islandia, como imaginarás, es uno de los países del hemisferio norte con regiones donde el sol no se acuesta durante las 24 horas del día y si bien si lo hace en otras, siempre hay un destello de luz en el cielo sin importar la hora. Puestos en situación, imagina sumergirte en aguas geotérmicas de un color azul imposible, a unos 40º C y con un cielo permanentemente iluminado. Lo puedes conseguir viajando a Islandia y visitando la Laguna Azul, un lugar muy especial.

Laguna Azul

La Laguna Azul

El Blue Lagoon o Bláa lónið en islandés, una de las atracciones más visitadas en Islandia y uno de los lugares más insólitos del planeta. Se trata de un lago artificial con una temperatura promedio de 40º C, cuyas aguas provienen directamente de una central geotérmica, que utiliza las aguas que brotan a temperaturas de 240º del subsuelo para generar electricidad y que además posteriormente la utiliza para el sistema de agua caliente municipal. El excedente del agua proveniente de la central se acumuló en este lugar y por accidente se dio origen a esta maravilla natural con un poco de ayuda de la acción del hombre.

Laguna Azul

El sitio fue descubierto a finales de la década de 1970 y en la actualidad ofrece, además del balneario, tratamientos exclusivos de belleza y relajación, gimnasio, restaurantes y espacio para eventos y congresos. También existe la posibilidad de encontrar alojamiento en Blue Lagoon con todas las comodidades, una experiencia inolvidable para vivir en pareja.

Como ecosistema tiene propiedades únicas, ya que generalmente las aguas geotermales se componen estrictamente de agua de lluvia, mientras que en Blue Lagoon, dos tercios están compuestos por agua de mar y el resto por agua de lluvia.

Laguna Azul

La composición del agua de la Laguna Azul, alta en minerales y sílice, unido a la salinidad y pH, impiden que se desarrolle la vida. Únicamente algunos microorganismos, bacterias y algas logran sobrevivir en este ambiente que, por otra parte, se considera beneficioso para la salud y para personas que sufren de algunas enfermedades de la piel, como la psoriasis. Un tipo especial de alga azul le da el tono característico al agua, que marca un fuerte contraste con la oscura roca volcánica, un paisaje que unido a los eventuales chorros de vapor que emanan, parece sacado de otro planeta.

Ubicado a unos 40 Km de Reykjavik, contrario a lo que se pueda pensar está abierto durante todo el año: en verano (1 de junio al 31 de agosto) abre de 8:00 a 22:00 horas y en invierno de 10:00 a 20:00 horas. Teniendo en cuenta que en julio el sol sale a las 3:05 horas y se pone a las 23:57 en los alrededores de Reykjavik, bañarse de noche en estas aguas es una experiencia sublime.

Artículos relacionados