La Plaza de la Glorieta, un colorido rincón de La Palma


Lo interesante de las vacaciones es conocer, además de los mayores atractivos de cada lugar, esos rincones ocultos, aquellos espacios poco publicitados y los tesoros mejor guardados de cada lugar. Pues si de las vacaciones en La Palma se trata, una plaza tiene un obsequio para aquellos que lleguen hasta allí.

Es que este destino de Canarias cuenta con este espacio donde disfrutar del aire libre, del sol y de un diseño diferente, único y colorido: La Plaza de la Glorieta. Una obra del artista Luis Morera quien dejó su impronta en la plaza que se encuentra ubicada en el barrio de Las Manchas en Los Llanos de Aridane.

Este rincón de La Palma fue diseñada siguiendo las formas de las lavas volcánicas. Así, se decidió luego aportarle ese toque diferente gracias a los pequeños trozos de azulejos multicolores que dibujan formas diferentes y cubren tanto el suelo como las jardineras y los bancos.

Pero además del atractivo y colorido aspecto que le dan los mosaicos, la Plaza de la Glorieta cuenta con plantas autóctonas que le dan ese toque verde al lugar.

Pequeña y hermosa es un paso obligado para aquellos que decidan conocer La Palma y sus rincones. Para disfrutar de un día al aire libre, rodeados de color. Porque ello es lo que aportó Luis Morera a la negra roca volcánica. Un poco de alegría y fantasía.