La Posada de Mike, en la Isla de Pascua

Blogshalcon-Hoteles-Posada Mike Isla Pascua

Si sueñas con viajar a un lugar remoto difícilmente encontrarás uno perdido en medio de la nada como la isla de Pascua (Chile). Es curioso que Rapa Nui, como la llaman los nativos, constituya el pedazo de tierra habitada más aislado del mundo, a 3.700 kilómetros del continente, y sin embargo resulte tan conocido. La pregunta que quizá te hagas es si tiene algún lugar donde alojarte si te decides a visitarla y la respuesta es sí. Por ejemplo, en la Posada de Mike Rapu.

Ese peculiar nombre que mezcla términos españoles y anglosajones bautiza a un pequeño hotel abierto hace relativamente poco, en 2007. Está espléndidamente situado en una colina del sector Te Miro Oone, en la zona sureste insular, a pocos minutos de la población más grande, que es Hanga Roa.

El Mike del nombre corresponde a su dueño, un nativo de Pascua que es experto buzo (tiene escuela en Hanga Roa Otai) habiendo batido el récord sudamericano de apnea en 2000, logrando un descenso de 71 metros de profundidad, con 3 minutos y 48 segundos bajo el agua, aunque un año después superó su propia marca, descendiendo 79 metros. También es aficionado a los fogones y tiene un libro de recetas autóctonas tradicionales.

Asomado al mar, al igual que la mayoría de los célebres moais, el establecimiento fue diseñado con conceptos plenamente sostenibles, de manera que se integra en el entorno gracias a su estructura de piedra y madera, respetando la vegetación ya existente y en un solar que carece de restos arqueológicos. Además, fue el primer hotel de Sudamérica en contar con la certificación LEED (Liderazgo de Energía y Diseño Medioambiental) que concede el USGBC (Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos).

La Posada de Mike Rapu tiene 30 habitaciones y suites de piso de hormigón y paredes de madera que disponen de un área de estar y cuarto de baño con hidromasaje. Para demostrar que su objetivo es el máximo relax, apartándose del mundo, carecen de televisor. Las 26 habitaciones Varúa miden 32 metros cuadrados y ofrecen bellas vistas al Pacífico. Pero para esto último nada como las 4 suites Raa, que alcanzan los 44 metros y disponen de un amplio ventanal semicircular sobre los acantilados a manera de mirador.

Además, el hotel tiene piscina y jacuzzi al aire libre, tienda de recuerdos, restaurante y un bar que, mediante una pasarela, se comunica con Hare Taheta, una especie de centro wellness con impresionantes panorámicas donde se ofrecen masajes de diversos tipos.