La verdadera historia de los Reyes Magos

El origen de Sus Majestades de Oriente, y las costumbres más seguidas

“A falta de vuelos, buenos son camellos” o eso debieron pensar los Reyes de Oriente, viajeros incansables cuando emprendieron su viaje a Belén. La epifanía es una tradición que se da en países de Latinoamérica y en España. Pero aunque les esperamos con ganas todos los años, ¿sabemos en realidad quiénes son estos tres ilustres personajes? En el Blog de Halconviajes.com dedicamos la jornada a los más nombrados del día: Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

Reyes Magos Halconviajes.com

Los Reyes Magos en la cabalgata. Foto: Fotolibre/Medyr

Melchor, Gaspar y Baltasar. Estos tres personajes de origen bíblico, representan a los visitantes que tras el nacimiento de Jesús hicieron un gran viaje desde lejanos lugares para ofrecer regalos al recién nacido: oro, incienso y mirra. Representan a las religiones paganas de los pueblos aledaños a la Tierra Santa, y sus ofrendas se interpretan como que aquel nacimiento fue un acontecimiento tan grande que hasta los líderes de otras creencias consideraban la magnitud del Dios de los judíos, hecho hombre.

Reyes Magos Halconviajes.com

Adoración de los Reyes Magos, obra de Sandro Botticelli

La primera mención que hay de ellos proviene del Evangelio  de San Mateo, quien se refiere a la visita al pesebre de unos magos (sin mencionar que son reyes, ni sus nombres ni cuántos eran), que siguiendo a una estrella que les guía desde Oriente llegan hasta Belén. En otros escritos posteriores y a modo de detalle simbólico, como muchos otros en la historia de los Reyes Magos, se sitúa el origen de los tres hombres en Europa, África y Asia (para representar a diferentes etnias). Las primeras referencias a sus nombres son más tardías y provienen de escritos del Medievo, concretamente del siglo VI.

Hoy en día, la tradición se ha seguido desde hace siglos, y ha dado lugar a un gran número de costumbres completamente arraigadas como montar el portal de Belén, que representa con figuras y escenarios -a veces de gran trabajo artesanal y artístico- la Epifanía, el tradicional  y delicioso Roscón de Reyes para el desayuno del día 6 de enero, y sobre todo, el esperado momento de los regalos. Los niños escriben su carta a los reyes (en la que han de incluir sus méritos del año) y pedir a cambio su recompensa. No hay que olvidar dejar los zapatos para que los reyes se acuerden de nosotros y ofrecer algún tentempié a sus majestades para el largo trabajo nocturno que les espera.

Tampoco podemos olvidarnos de la tradicional cabalgata de Reyes que celebran las ciudades en España: la de Madrid es un auténtico fenómeno, hasta el punto de que muchos llegan a la capital para disfrutar de ella, alojándose en hoteles de Madrid.

Halconviajes.com

Roscón de Reyes. Foto: Flickr/ Keith Williamson

En otros países las costumbres son muy similares a las españolas, también dejan agua a los camellos, se dejan los zapatos, se pone el Belén y se come un roscón muy similar al que se hace en España. Lo celebran así en México o Argentina. En Puerto Rico los niños también ponen hierba en una caja  para los camellos, y en Perú meten la carta en los zapatos. En cambio, la costumbre del carbón para quien no merezca regalos no está extendida en los países de Latinoamérica.

Tengas la tradición que tengas, recuerda que es requisito indispensable haber sido bueno este año y haber escrito tu carta o haber solicitado a tiempo tus regalos. Por que como todos sabemos, ¡Los Reyes Magos se enteran de todo!

Madrid Halconviajes.com

Espectación ante la llegada de los Reyes Magos en la tradicional cabalgata