Las aerolíneas que operen en la UE deben pagar sus emisiones de CO2

Visita a Iberia - 20100618-142143

Las campanadas de bienvenida del año 2012 han traído debajo del brazo una nueva normativa que obligará a todas las aerolíneas que operen en la Unión Europea a pagar por sus emisiones de CO2. Por ejemplo, unos vuelos entre Las Palmas y Barcelona o vuelos de Madrid a Londres se varán afectados por la norma.

Esta medida tiene como objetivo reforzar las políticas medioambientales de la Unión Europea y combatir el cambio climático grabando a aquellas compañías que más contaminen, pues las emisiones de CO2 de los aviones son de las más perjudiciales para el medio ambiente.

Pese a que la medida tiene fines ecológicos ya se han oído voces en contra de esta tasa, sobre todo por parte de compañías aéreas no europeas. Los gigantes EEUU, China y Rusia, que además son los países más contaminantes del mundo, no ven con buenos ojos la medida. No obstante, los tribunales europeos han rechazado todos los recursos presentados y las aerolíneas de estos países también tendrán que pagar la tasa.

La normativa afecta, desde el pasado 1 de enero de 2012, a todas las aerolíneas que despeguen o aterricen en los aeropuertos de la Unión Europea. Cada compañía tiene asignados unos máximos de emisiones de CO2, que sólo podrán superar si compran derechos de emisión a otras compañías aéreas o adquieran los derechos sobrantes.

La medida parece justa, ya que aquellas aerolíneas que emitan más CO2 a la atmósfera pagarán más tasas. No obstante, como en todas las normativas que afectan al medio ambiente, existe una balanza que compara el coste económico con el coste medioambiental.

En este sentido, las aerolíneas argumentan que sólo generan el 2% de las emisiones totales de CO2, y que por contra el peso de la aviación en la actividad económica mundial es muy superior.

Las compañías aéreas calculan que la nueva directiva podría costar a las aerolíneas unos 1.200 millones de euros en 2012, una cantidad equivalente a una cuarta parte de los beneficios previstos para la industria en el presente año.

¿Se verá afectado el viajero por esta tasa? En principio, aseguran que no. Los precios de los billetes de avión no se verán afectados por la normativa debido a la debilidad del mercado en un momento de desaceleración económica.

Via | Hosteltur
Imagen | Fotomaf

Artículos relacionados