Las Casas de la Judería

Blogshalcon-Hoteles-Las Casas de la Juderia

Dentro de los muchos atractivos que puede tener el pasar unas vacaciones en Sevilla, que ya es decir teniendo en cuenta que se trata de una de las ciudades más bonitas de España, es alojarse en alguno de los hoteles que se ubican en casas típicas, con un patio central, azulejos, rejas en la puerta y, quizá, alguna cabeza de toro disecada adornando la recepción. Pero su encima eliges las Casas de la Judería habrás acertado de lleno porque a la belleza arquitectónica sumarás el aire histórico que flota en su ambiente.

¿Por qué? Pues porque, como ya puedes deducir por el nombre, se trata de las viviendas donde habitaban los judíos hasta que los Reyes Católicos decretaron su conversión al cristianismo o expulsión en 1492, poniendo fin a su presencia en la ciudad después de dos siglos y medio (se habían establecido tras la reconquista de Fernando II a los musulmanes).

De aquel barrio hebreo, la Judería, sobrevivieron veintisiete casas conservando, más o menos, la apariencia renacentista de entonces. Y hoy, forman el hotel de cuatro estrellas conocido como Casas de la Judería, tras su correspondiente restauración y conexión entre sí a través de una treintena de pasillos y patios con fuentes que arrullan relajadamente la estancia. Un sitio singular, mágico y encantador que parece una urbe dentro de otra.

La decoración, a base de piezas arqueológicas romanas (ánforas, capiteles, estatuas) y objetos rurales tradicionales (botijos, macetas con plantas y flores, antigüedades), que, unidas al mobiliario original, subrayan esa sensación de entrar en otro mundo, viajando al pasado. Más aún si se tiene en cuenta que muchos tramos de ese laberinto fueron, en el siglo XV, vías públicas.

Todas las habitaciones, ciento cinco, son diferentes entre sí, no sólo en el adorno (las hay barrocas, rurales y de otros tipos) sino también en la forma y situación. Unas son más grandes que otras, más luminosas, con mejores vistas… Pero todas están pefectamente equipadas: baño completo con secador (muchos de ellos con ducha e hidromasaje), climatización, minibar, caja fuerte, TV satélite y teléfono directo.

El Hotel Las Casas de la Judería está catalogado con la Q de Calidad Turística y ofrece servicios como párking, salas y patios acondicionados para reuniones de grupos de hasta ciento cincuenta personas, jardines, una azotea con piscina para el verano… Hay que destacar Las Termas de Híspalis, un spa & wellness concebido como unas termas romanas para tratamientos estéticos y de salud, así como distintos tipos de circuitos termales, masajes terapéuticos, anticelulíticos, faciales, etc.

También es resaltable el Restaurante Emporión que, en dos plantas decoradas en madera y cordobán (cuero repujado y decorado con pan de oro), ofrece comedores privados y una carta de cocina mediterránea; está en el barrio de Santa Cruz pero en época estival se puede cenar al aire libre en el Corral de las Flores. El desayuno (buffet con rincón dietético) puede resultar igual de curioso porque se sirve en el Salón de los Espejos. Y entre copas, hay un piano bar.

Si te seduce alojarte en esta maravilla, la dirección es Santa María la Blanca 5 de Sevilla.