Las piscinas naturales de Punta del Hidalgo, en Tenerife


Durante las vacaciones en Canarias se puede optar por la playa, el mar, un agradable entorno y buena gastronomía, pero sin necesidad de apelar a grandes y bulliciosos centros turísticos. Pues para ello, Punta del Hidalgo es un buen destino.

Se trata ésta de una pequeña localidad costera de Tenerife. El extremo de tierra más adentrado en el mar de todo el archipiélago y que, entre sus atractivos, cuenta con una serie de piscinas naturales.

De este modo, aquellos que hayan elegido esta isla de Canarias para descansar y disfrutar, podrán aprovechar el buen clima para apreciar el hermoso mar y, claro, darse un baño en las particulares piscinas de agua salada.

Una buena opción para disfrutar del agua de mar pero calma y protegida. Todo ello rodeado de variedad de establecimientos que harán de esa, una jornada muy especial.

Claro, es que las piscinas naturales de Punta del Hidalgo, entre las que se destaca la de Arenisco, cuentan a su alrededor con una amplia oferta gastronómica que, en sus cartas, tientan a los visitantes con platos típicos cuyos ingredientes principales son, por supuesto, el pescado y los frutos de mar.

Pues para descansar, disfrutar de hermosas vistas, de la tranquilidad de una localidad y de un baño en agua salada pero sin necesidad de introducirse en el mar abierto, las piscinas naturales de Punta del Hidalgo, en Tenerife, son un excelente sitio para apuntar en el plan de viaje.