Actualización de la lista negra de aerolíneas

Ya se ha llevado a cabo y dado a concoer públicamente la vigésima actualización de la lista negra de aerolíneas que establece la Comisión Europea. Si nunca has oido hablar de ella, se trata de una relación de compañías de todo el mundo que no cumplen la normativa de seguridad mínima exigida por Europa para operar en sus aeropuertos, por lo que le prohibe entrar en sus cielos.

La decisión de incluir unas o admitir otras se basa en el dictamen que elabora el Comité de Seguridad Aérea en el que figuran representantes de los 27 estados miembros de la Unión Europea, más Croacia, Islandia, Noruega, suiza y EASA (European Aviation Safety Agency). Como explicaba Siim Kallas, responsable de Transportes: “La Comisión está dispuesta a no escatimar esfuerzos para ayudar a los países afectados por la lista de seguridad a capacitarse técnica y administrativamente, con el fin de superar sus dificultades en materia de seguridad de la forma más rápida y eficiente posible. Me satisface comprobar que un país y varias compañías aéreas han podido salir de la lista, porque ello supone un progreso importante”.

En su última frase, Kallas se refiere a Mauritania y Libia. El primer país africano ha visto cómo todas sus aerolíneas recibían el visto bueno de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) tras un esfuerzo por mejorarlas, aunque habrán de someterse a inspecciones. En cuanto a Libia, sus autoridades de aviación aceptan voluntariamente unas restricciones mientras se adaptan a las certificaciones internacionales.

Y es que hay 20 países cuyas líneas aéreas quedan totalmente proscritas, un total de 287: Afganistán, Angola, Benín, República del Congo, República Democrática del Congo, Eritrea, Filipinas, Gabón (salvo 3 compañías que operan sujetas a restricciones y condiciones), Guinea Ecuatorial, Indonesia (salvo 6 compañías aéreas), Kazajstán (salvo una compañía aérea que opera sujeta a restricciones y condiciones), Kirguistán, Liberia, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Suazilandia, Sudán, Yibuti y Zambia. También hay 3 compañías de otros países: Blue Wing Airlines (Surinam), Meridian Airways (Ghana) y Conviasa (Venezuela).

La ominosa lista incluye aerolíneas cuyos vuelos no están prohibidos pero sí sometidos a estrictas condiciones cuando entran en el área de la UE. Se trata de Air Astana (Kazajistán), Afrijet, Gabon Airlines y SN2AG (Gabón), Air Koryo (Corea del Norte), Airlift International (Ghana), air Service Comores (Islas Comores), Iran Air (Irán), TAGG Angola Airlines (Angola) y Air Madagascar (Madagascar).

La Comisión también reconoce el esfuerzo de las autoridades de Aruba, Indonesia, Libia, Kazajistán, Kirguistán, Madagascar, Filipinas y Rusia para reconvertir su aviación y adaptartse a la normativa internacional. En ese mismo sentido, cabe mencionar que Jordan Aviation consigue salir de la lista, al igual que algunas aerolíneas de Honduras y Ruanda, aunque en estos dos últimos casos no por méritos sino porque ya no existen.

Artículos relacionados