Lo mejor de la Toscana en cinco días

blogshalcon-vacaciones-toscana

Sus hermosos paisajes, ciudades llenas de arte, pueblos anclados en el pasado y una gastronomía capaz de satisfacer a los paladares más educados, son algunos de los muchos motivos que hacen de la Toscana un destino ideal para unas vacaciones a vuestro aire.

Y es que la mejor forma de descubrir y disfrutar de la Toscana es alquilando un coche para recorrer la región a vuestro propio ritmo, disfrutando de sus paisajes y haciendo las paradas que queráis en el camino. Rutas hay cientos, pero si es vuestra primera vez y disponéis de poco tiempo, os proponemos este itinerario de cinco días que, partiendo de Pisa, os llevará a conocer lo mejor de la Toscana

Día 1: Pisa y Lucca

Numerosos vuelos baratos comunican Pisa con las principales ciudades españolas, por lo que esta ciudad se nos antoja como el mejor punto de partida para empezar a recorrer la región. Tras visitar, en la Plaza de los Milagros, su famosa Torre, la Catedral, el Babtisterio y el Camposanto, tomad el coche para dirigiros (en un trayecto de apenas veinte minutos) a la ciudad amurallada de Lucca, donde podréis almorzar antes de explorar su casco antiguo.

Día 2: San Gimignano

A hora y media de Lucca, en lo alto de una colina encontraréis San Gimignano: un precioso pueblo que ya en la lejanía llama la atención por el singular perfil que conforman sus 15 torres (de las 72 originarias que no han podido resistir el paso del tiempo). Aunque es pequeño y en temporada alta son muchos los turistas que lo llenan, pasear por sus calles medievales es tan placentero que puede ocupar perfectamente un día completo, así que concederos el capricho de pasar la noche en él antes de continuar vuestra ruta.

Día 3: Monteriggioni y Siena

De camino a Siena, haced un pequeño alto para descubrir el (éste sí) pequeñísimo pueblo de Monteriggioni, que a pesar de estar formado por no más de veinte casitas, también cuenta con su propia muralla. ¡Una joya! Después dispondréis del día completo para disfrutar de Siena, cuyo casco antiguo os fascinará, y del que no podemos dejar de destacar su Catedral gótica, así como muy especialmente la Plaza del Campo, en la cual cada 2 de julio y 16 de agosto se recrea la famosa competición hípica conocida como el Palio de siena. Si vuestras vacaciones en la Toscana coinciden con esas fechas, no os lo perdáis.

Día 4 y 5: Florencia

Por último, la hermosa Florencia, a la que dos días es el tiempo mínimo que debéis dedicar. ¡Os harán falta muchos más! Cuna del Renacimiento, Florencia es una ciudad que rezuma arte y romanticismo por todas sus piedras, por lo que hacer un breve resumen de lo imprescindible a ver resulta imposible.

Desde la Catedral y el Baptisterio, pasando por la Galería de los Oficios o la Galería de la Academia -en la que se encuentra el David de Miguel Ángel-, al famoso Puente Viejo donde los enamorados dejan sus candados en señal de su amor, los atractivos de esta ciudad son inabarcables en una única visita. Por eso todo el mundo vuelve a Florencia más de una vez en la vida, siendo uno de los destinos favoritos dentro de la ya de por sí siempre bella y hospitalaria Italia.