London Monument, la City de Londres a tus pies

London Monument se construyó para conmemorar uno de los eventos históricos más trágicos que han transformado a Londres, el devastador incendio que arrasó buena parte de la ciudad durante tres días en 1666. Con motivo de conmemorar una de las mayores desgracias en su historia, se levantó un monumento para recordar a los caídos en el terrible suceso y dejar como testimonio la fuerte labor de reconstrucción posterior. El resultado fue el Monumento al Gran Incendio de Londres, popularmente llamado “The Monument”, una columna de unos 60 metros de altura que se debería visitar en cualquier viaje a Londres.

London Monument

Vistas de La City desde el London Monument

London Monument

La columna de estilo dórico fue construida entre 1671 y 1677 y simboliza el espíritu emprendedor del pueblo británico que se puso manos a la obra para reconstruir la ciudad. Su ubicación es de vital importancia ya que está emplazada a 61 metros del sitio donde se originalmente se originó el incendio. Cuesta creer que el desastre que aniquiló todo vestigio del Londres medieval se originó en el inofensivo horno de la panadería del Rey en Pudding Lane.

Al visitarlo no dejes de detallar las inscripciones en su base, allí encontrarás toda la historia de cómo se inició el incendio, los daños que ocasionó y todas las acciones que se emprendieron para extinguirlo. Su presencia en Fish Street Hill es de suma importancia, no sólo da nombre a la calle Monument Street, incluso el Metro de Londres tiene la estación de metro llamada “Monument”, lo cual facilita muchísimo su visita.

monumentLa espigada estructura está hecha enteramente de piedra y está coronada por una plataforma de observación a la que únicamente se puede acceder subiendo 311 escalones.

Pero como todo esfuerzo tiene su recompensa, una vez arriba tendrás magníficas vistas panorámicas de Londres, pudiendo divisar iconos de la capital británica como el Puente de Londres, el Támesis, el nuevo rascacielos “The Shard” y todo el skyline de la City a tus pies. En la parte superior de la columna, se encuentra una dorada urna de bronce que simula un fuego ardiendo.

Además de ser un hito en la historia de Londres, el London Monument es el mirador más antiguo de la ciudad, ya que en su momento estaba considerada como la columna más alta del mundo. Irónicamente, no se trata de una de las atracciones de Londres más visitadas, lo cual se traduce en una ventaja, ya que raras veces se encuentra masificado y puedes disfrutar de la vista con total tranquilidad.

El Monumento abre todos los días de 9:30 a 18:00 horas los meses de abril a septiembre y de 9:30 a 17:30 de octubre a marzo. La entrada para un adulto vale 4 libras esterlinas y 2 libras para menores de 16 años. Los menores de 13 años deben ir acompañados y no se puede subir con grandes bultos por el estrecho tamaño de las escaleras de caracol, pero se pueden dejar en consigna. Una vez hayas subido, puedes solicitar un documento que certifica tu visita.