Los niños podrán ver las cabinas de mando de Wizz Air

Blogshalcon-Vuelos-Los ninos podran ver las cabinas de mando de Wizz Air

Los Reyes Magos, o Papá Noel, o Santa Claus, quien prefieras, traen un regalo especial esta Navidad relacionado con los viajes en avión: a partir de ahora los niños podrán ver las cabinas de mando de Wizz Air.

En realidad la iniciativa no parte de ninguno de los personajes navideños mencionados, evidentemente, sino de la propia aerolínea húngara, que acaba de presentar un nuevo programa llamado Captain’s Pass WIZZ.

Con ese pase o pasaporte, los pasajeros menores de edad podrán obtener permiso para visitar ese santa sanctorum de las aeronaves que tanto fascina a los pequeños (y, reconozcámoslo, también a los mayores) con sus timones, sus tableros de indicadores y demás instrumentos de navegación aérea.

El Captain’s Pass WIZZ se puede descargar e imprimir de la página web oficial de la compañía. Se usa como un cupón: cada vez que se efectúe un vuelo con Wizz Air el personal le pondrá un sello y, al cubrir las seis casillas que tiene (o sea, después de seis vuelos con sus correspondientes sellos), ya se habrá conseguido el derecho a ver la cabina con las consiguientes explicaciones de sus pilotos.

En concreto será la de alguno de los 45 nuevos Airbus A320 que la aerolínea ha incorporado a su flota recientemente. Eso sí, la experiencia tendrá que ser en tierra, una vez haya finalizado el viaje.

Según explicó Daniel de Carvalho, gerente de Comunicaciones Corporativas de Wizz Air «en Wizz Air creemos que la pasión por la aviación en la mayoría de las personas viene desde la infancia, y a menudo hace falta poco incentivo para enamorarse del cielo para siempre. El propósito del programa del pasaporte Captain’s Pass WIZZ es hacer nuestros vuelos aún más emocionantes para los niños y mantenerlos siempre deseando que llegue el próximo».

En realidad, no es ésta la única oferta de la compañía en ese sentido, pues también tiene bonos de regalo de 25 y 50 euros, canjeables por destinos o servicios adicionales de la gama que ofrece a bordo. Sólo que se trata de una novedad en estas vacaciones de Navidad.

«Los padres -continuó Daniel de Carvalho- pueden utilizar este nuevo programa como una forma de mantener a sus hijos emocionados y alegres cuando vayan en un vuelo, y, quien sabe, tal vez es el incentivo que su hijo necesita para un día ser piloto también».