Los pilotos rechazan el acuerdo alcanzado en Iberia

Blogshalcon-Vuelos-Acaba huelga Iberia

El conflicto laboral interno de Iberia empieza a parecer una de esas películas en las que el malo se levanta de pronto cuando parece que ya ha muerto, y hablamos sólo metafóricamente por supuesto. En el caso de la antigua compañía de bandera española, parecía que todo había terminado felizmente con la firma de un acuerdo entre la dirección y la plantilla, agrupando ésta a trabajadores de tierra y tripulantes de cabina, pero aún faltaba la aprobación de los pilotos. Y éstos lo han rechazado.

Recapitulando, el pasado 13 de marzo se rubricó oficialmente el mencionado acuerdo logrado a través del mediador Gregorio Tudela y que suavizaba en parte las traumáticas medidas establecidas por el ERE a aplicar, reduciendo el número de despidos y mejorando las condiciones hasta tal punto que los sindicatos aceptaron poner punto final a la huelga que mantenían.

Ahora bien, ese compromiso era para todo el personal y aún faltaba oir a los pilotos. Éstos se reunieron el pasado martes y votaron la postura que deberían adoptar, con el resultado de que el 92,99% de ellos optaron por el no. En números hubo 1.071 votos (hay 1.200 pilotos), de los que 996 fueron negativos, 55 positivos, 9 abstenciones y 11 nulos.

Por tanto, el SEPLA, su sindicato, anunció que acudiría a los tribunales, un jarro de agua fría para todos los que esperaban que Iberia volviera a la normalidad e iniciara una nueva andadura en pos de la rentabilidad (el año pasado perdió 300 millones de euros). La sección sindical ha hecho oídos sordos a la reducción del numero de despidos previsto, que ha pasado de 537 a 258, y del menor porcentaje de rabaja de salario, originalmente entre el 25% y el 30%, y ahora situado en el 14%.

¿Qué es lo que quieren entonces los pilotos? En primer lugar, readmisión de los despedidos durante la huelga contra la creación de Iberia Express, la filial de vuelos baratos nacida para operar las rutas de corta y media distancia, que eran deficitarias. Segundo, indemnizaciones más altas para aquellos que deban dejar la empresa por el ERE. Tercero, garantías de que la remitir la crisis se recupere la producción en vez de que la asuman Vueling o Iberia Express. Y cuarto, un escalafón único para todas las empresas de la aerolínea.

En ese sentido, siguen insistiendo en que Iberia está siendo fagocitada por British Airways, su socia en IAG, algo que aseguran que demuestra la reciente noticia de que Vueling será adquirida por el consorcio sin la participación de Iberia. Así, el nuevo presidente de ésta, Luis Gallego, estrena su cargo en sustitución de Rafael Sánchez-Lozano con un grave problema que enturbia no sólo el acuerdo con el resto del personal sino el plan de crecimiento de la empresa: de momento se ha paralizado la compra de aviones para renovar la flota.

Por tanto, vuelven a aparecer nubarrones sobre las vacaciones de mucha gente, puesto que el colectivo no renuncia a la huelga como posible medida de presión para ver atendidas sus demandas.