Los uniformes de las azafatas

Un recorrido por la historia de los uniformes de las azafatas

Adorado por algunos, odiado por otros, el uniforme es un  símbolo corporativo y característico de muchas profesiones. De entre los más típicos se encuentran los que llevan los tripulantes de cabina de pasajeros. Guste más o menos, no se puede negar que suele ser muy práctico, sobre todo a la hora de coger un vuelo los uniformes de las azafatas nos ayudan a identificar a la tripulación.

AZAFATA-ethiad

 

Alguna de las ventajas: No tienes que quemarte la cabeza pensando qué ponerte cada mañana, es una manera de separar tu vida privada de la profesional, y en muchos casos sirve para identificar al personal que forma parte de ese equipo, sino, imaginaros entrar en un avión y no saber quién te puede ayudar porque van vestidos todos “de calle”.

La primera azafata:

En 1930, Elle Church soñaba con volar y ser piloto. Era enfermera y aprendió a sobrevolar los cielos, así que decidió pedir empleo en Boeing Air Trasnport (BAT).

La mentalidad de aquella época era muy conservadora, y que una mujer fuese piloto era considerado de alto riesgo, pero ofrecieron contratarla como enfermera dentro del avión por si algún pasajero sufría algún percance durante el vuelo. De esta manera, Ellen Church se convirtió en la primera aeromoza, volando desde Oakland hasta Chicago.

La Boeing que por aquel entonces también era compañía aérea y no sólo constructora de aviones pagaba a sus empleadas 150 dólares por 100 horas de vuelo.

Lo trágico de esta historia fue que Ellen sólo pudo ejercer su profesión durante 18 meses. Sufrió un accidente de tráfico que la obligó a colgar el uniforme. Cambió el cielo por las aulas, ya que ejerció como profesora de enfermería en la Universidad de Minnesota. Una auténtica luchadora.

Sólo volvió a volar cuando estalló la Segunda Guerra Mundial. Ellen hizo de capitana en la “Army Nurse Corps Air Evacuation Service” y de hecho, recibió la Medalla del Aire por sus servicios en el norte de África, Sicilia, Francia e Inglaterra.

uniformes de las azafatas

Todo un desfile de uniformes:

Sin duda, con el paso del tiempo, las azafatas de vuelo se convertían en un atractivo más, ya que lucían llamativos uniformes de colores. Esta forma machista de ver la profesión exigía que las chicas no podían subir de peso, así como usar tacones altos, minifaldas, estar solteras al menos 18 meses, no pasar de los 26 años y muchas otras reglas más.

 Menos mal que hoy en día, han cambiado mucho las normas en cuanto a la vestimenta de las azafatas y se busca la comodidad y la manera más práctica para trabajar.

Las tendencias en los uniformes de las azafatas han ido cambiando según lo que se llevara en la época, desde faldas por las rodillas, cortas, pantalones, y todo tipo de colores para diferenciar cada compañía aérea. Si eres un viajero empedernido y sueles volar mucho,  te encontrarás con infinidad de trajes de todo tipo.

Cliff Muskiet es un sobrecargo de KLM que tiene una pasión muy particular: Coleccionar uniformes de azafatas.

Tiene mas de 400 uniformes desde los más antiguos hasta los más actuales; de aerolíneas que ya no existen como Panam (ahora está muy de moda la serie de televisión)  hasta las “de moda” como EasyJet o Emirates.

Un detalle que hacen muchas compañías aéreas es que sus trajes sean creados por algún diseñador de prestigio. Lo hizo en su día Adolfo Domínguez para Iberia, Lacroix para Air France o Julien MacDonal para British Airways. El mallorquín José Miró también diseñó los modelos de Air Europa jugando con los colores de la compañía: azul, rojo y blanco.

uniformes de las azafatas

Uniformes de colores/ Rinconeslejanos