Luna de miel en Croacia, romance asegurado

dubrovnik_luna_miel
Se dice que cuando estás enamorado el amor se vive por igual sin importar el lugar, pero si estás planeando tu luna de miel para el verano ¿Qué mejor opción que una escapada a un lugar exótico, romántico y más cerca de lo que piensas?

Croacia es un país que está comenzando a ser descubierto pero que aún conserva esa sensación de ser un secreto bien guardado. La costa dálmata y el Adriático tienen todos los atractivos para que unas vacaciones en Croacia se conviertan en un viaje de novios inolvidable.

Cuesta creer que la llamada “Perla del Adriático” sea una ciudad real. Dubrovnik mantiene un estado de conservación de sus murallas y fortificaciones tan minucioso que resulta increíble saber que datan del siglo XIII. La Puerta de Pile es el lugar donde se comienza el recorrido por el casco antiguo, visita obligatoria para observar las mejores vistas de la ciudad y del mar. Allí podrás comprobar por qué esta ciudad llena de historia y protegida por la UNESCO, es una de las ciudades más bellas del Mediterráneo.

Si quieres perderte en el mar en busca de sol y playas de aguas turquesas y arena blanca, Dubrovnik quizás no sea la mejor opción, pero desde allí hay infinidad de opciones para continuar el viaje.

Una visita a la isla de Hvar es imprescindible, uno de los puntos turísticos más visitados de toda Croacia. La isla de la lavanda, llamada así gracias al extenso cultivo de esta planta, destaca por sus hermosas playas, atardeceres románticos y una vibrante vida nocturna, además de una diversa oferta de alojamientos de lujo todo incluido, donde el romance está asegurado.

Es posible llegar a Hvar desde Dubrovnik mediante un crucero o si deseas alquilar un coche, también puedes llegar por ferry. El viaje dura alrededor de 6 horas y media, aunque también se puede llegar del mismo modo y en menos tiempo desde la ciudad de Split, otro rincón que no debes dejar de lado.

Split no sólo te sorprenderá por su belleza e historia, la ciudad compite seriamente por el título de la más bella de Croacia y una visita a su casco antiguo es como viajar a otros tiempos. No dejes de visitar el Palacio de Diocleciano y la Catedral de San Duje, ambas estructuras Patrimonio de la Humanidad. Para una panorámica romántica, te invitamos a conocer el mirador de Marjan, donde podrás ver la ciudad teñirse de ocre al atardecer.

A pocos kilómetros al sur de Split se halla la ciudad de Makarska, ciudad turística con una hermosa costa, donde el mar es el protagonista. Allí podrás disfrutar de playas tranquilas, aunque también hay sitio para los deportes de aventura, que junto a su famoso Festival veraniego de Jazz, dará un toque especial a tu luna de miel que nunca olvidarás.