Madrid-Barajas, primer aeropuerto español en reducir su huella de carbono

No iban a ser todo malas noticias en el mundo de la aviación española. En este caso el aeropuerto de Madrid-Barajas tiene mucho de lo que enorgullecerse, ya que se ha convertido en el primer aeródromo español en conseguir el nivel 2 del “Airport Carbon Accreditation”.

El “Airport Carbon Accreditation” es un programa dirigido a la reducción y neutralización de las emisiones de CO2, puesto en marcha en 2009 por el Consejo Internacional de Aeropuertos, al que se han adherido voluntariamente 59 aeropuertos europeos. Hasta la fecha sólo algunos aeropuertos españoles como el de Barcelona-El Prat o Lanzarote habían sido reconocidos con el nivel 1 o “de Inventarios”.

Madrid-Barajas, un aeropuerto casi «verde»

El aeropuerto de Madrid-Barajas ha ido más allá, logrando en los últimos tres años gestionar de forma eficiente sus recursos, inventariando los gases de efecto invernadero y poniendo en práctica diferentes acciones para minimizar el impacto de sus actividades en el medio ambiente.

Entre las medidas adoptadas podemos enumerar la optimización energética del Sistema Automatizado de Transporte de Equipajes (SATE) o la reducción del consumo eléctrico con la instalación de sistemas de iluminación sostenibles, de tecnología LED en sustitución de otros equipos más contaminantes, y tragaluces tubulares que aprovechan la luz solar para una iluminación natural.

De esta forma Barajas ha logrado reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a más de 2.200 toneladas, el equivalente a lo que emplearía un avión comercial volando sin descanso durante 2.300 días.

En el buen camino hacia la neutralización

Los cuatro niveles de reconocimiento que contempla el “Airport Carbon Accreditation” son Inventario, Reducción, Optimización y Neutralización. El nivel 2 obtenido por Barajas equivale al llamado nivel de Reducción, pero cabe esperar que si los esfuerzos y gestiones realizados por el aeropuerto continúan en la misma línea, en los próximos tres años logre ser reconocido con el nivel 3 o de Optimización.

De lo que no cabe ninguna duda es que a partir de ahora volar desde Madrid será mucho más agradable sabiendo que nos encontramos en un aeropuerto implicado en la protección del medio ambiente.