Malasia prohíbe “Despacito”

Imagen del videoclip de “Despacito”

Imagen del videoclip de “Despacito”

No importa que la letra sea en español. Las autoridades de Malasia han decidido prohibir la emisión en la radio y televisión pública de la popular canción “Despacito”, del puertorriqueño Luis Fonsi y el rapero Daddy Yankee, porque los sectores islamistas consideran que su letra es obscena.

La decisión ha sido tomada horas después de que el partido Angkatan Wanita Amanah Nasional (Awan) criticara el contenido sexual explícito de la canción y pidiera que se prohibiera su emisión en los medios de comunicación. A pesar de que la prohibición sólo se aplica a los canales públicos, y la canción seguirá siendo accesible en otros medios (especialmente Internet), el ministro de Comunicaciones, Salleh Said Keruak, también ha pedido a las estaciones privadas ejercer la autocensura.

Según Salleh, las ondas de radio son sólo uno de los muchos canales a través de los que el público, especialmente la generación más jóven, escucha estas canciones. Como tal, ha pedido a las emisoras de radio que sean “sensibles a las normas locales y apliquen la autocensura de la canción”, ya sea deteniendo una parte de audio o borrando el audio por completo”.

El miércoles el sello Universal Music anunció que la pegadiza canción ha establecido un récord como el tema más reproducido de todos los tiempos por “streaming”. Con alrededor de 4.600 millones de reproducciones por Internet, ya ha superado el récord establecido por Justin Bieber con su sencillo de 2015 “Sorry”.

En Malasia alrededor del 60% de la población es musulmana. La mayoría de ellos son de etnia malaya, y los demás  (incluidos los malasios de ascendencia china e india, o miembros de las tribus indígenas) son budistas, hindúes, cristianos o no religiosos. La Constitución de 1957, en teoría, garantiza la libertad religiosa, pero el Islam es la religión oficial y el país se ha vuelto mucho más conservador los últimos años.

Esta no es la primera vez que las autoridades malasias interfieren en la distribución de una película o espectáculo apelando a la moralidad pública los últimos meses. En marzo, la Comisión de Censura de Películas decidió prohibir la emisión de “La Bella y la Bestia” de Disney si no eliminaba una escena que calificaba como “momento gay”. Finalmente ésta dio marcha atrás y se proyectó la película sin cortes.

 

Ana Salvá
Responsable de contenidos de Halcón Viajes. Periodista y reportera nómada.

Related Post