Malmaison Oxford Castle, la prisión victoriana transformada en hotel de lujo

Blogshalcon-Hoteles-Malmaison Oxford Castle

¿Sois de los que disfrutan alojándose en hoteles originales? Pues con el Malmaison Oxford Castle encontraríais uno realmente diferente porque se trata de una antigua cárcel reformada.

La idea de aprovechar edificios que tenían otros usos para dedicarlos a hotel está cada vez más extendida y, curiosamente, uno de los más reclamados parece ser el presidiario, quizá porque se trata de sitios grandes y porque las propias celdas pueden adaptarse para habitaciones. En algunos casos incluso se va un paso más allá y la estancia se liga a la experiencia de encarnar a un preso, lo que demuestra que hay gente para todo.

Pero ése no es el caso del Malmaison Oxford Castle. Aunque, como dice su nombre, está ubicado en un antiguo castillo inglés del siglo XVII, con muros macizos de piedra y formas pesadas, que se usó como prisión del Estado desde los tiempos victorianos hasta 1996, lo cierto es que fue sometido a un lavado de cara de manera que conservara parte de su característico aspecto pero reconvertido y reforzado por aditamentos de lujo, todo ello a cargo de la cadena hotelera Malmaison.

De esa manera, el Malmaison Oxford Castle es hoy un hotel que, en efecto, parece una cárcel, a tenor de las largas galerías abovedadas y salpicadas por las filas de puertas , así com por con típicas escaleras y barandillas de hierro forjado. Pero si se abre una de esas celdas os quedarías boquiabiertos al ver el interior. Nada de catres desvencijados, palanganas y ventanas con barrotes -buenos, esto sí que lo conserva- sino una confortable habitación con cama de gran tamaño, TV, conexión Wi-Fi gratuita, reproductor de DVD, caja fuerte y cuarto de baño con bañera de hidromasaje.

Hay un total de 95 de múltiples tipos, entre ellas las House of correction que corresponden al añejo edificio de castigo, hoy transformado en un sitio de moderno diseño. Quien prefiera alojarse en la zona original del presidio habrá de pedir una Celda Doble, modelo que sólo tiene ducha.

Otros optarán por las suites, que al ser espacios más grandes no podían instalarse en pequeñas celdas y se llevaron a la parte nueva. Hay una Suite Nupcial, que parece malévolamente pensada para iniciar la larga condena del matrimonio, pero la más curiosa es la Thomas Lowton Robins Suite, que lleva el nombre de uno de los directores de la prisión.

Otro de los rincones interesantes del Malmaison Oxford Castle es el Malbar & Wines, ubicado en lo que era la sala de visitas. Y no falta un restaurante, The Mal Brasserie, con capacidad para un centenar de comensales, con apartados y servicio de cena en las habitaciones. Además se organizan eventos en salones bautizados con números de celdas y es posible reservar para bodas, con las mesas distribuidas por las galerías.

¿Os seduce la idea? En ese caso la dirección es Oxford Castle 3, New Road (Oxford), a 5 minutos a pie de la estación ferroviaria.