Marta y sus viajes ¡Recorre el mundo!

 Marta Reyes  viaja a menudo con Halconviajes.com y ha sido también ganadora de algún premio, como viajera empedernida que se considera, nos cuenta su experiencia en la primera entrevista que hacemos a un cliente habitual, por lo  que desde aquí, queremos darte las gracias por tu colaboración, Marta.
Nueva York Halconviajes.com

Vistas desde las alturas de Nueva York

 La experiencia viajera de Marta, su pasión por recorrer el mundo.

Mi pasión es viajar, y todo lo relacionado con los viajes. La verdad es que he viajado bastante, pero no puedo quedarme con un solo viaje. Cada uno tiene su cosa.

De pequeña me recorrí España con mis padres y guardo muy buenos recuerdos.

De más mayor empecé a viajar con mi hermana, yendo sobre todo en plan escapadas a París, de ahí que conozcamos la ciudad como la conocemos, además de Disneyland París.

 Cuando conocí a mi marido pues empecé a viajar con él, y fui conociendo otros lugares, pero no puedo quedarme con uno.

 ¿Dónde ha estado Marta?

Nueva York Halconviajes.com

El Empire State Building

 De París tengo muy buenos recuerdos, y es la capital europea que más veces he visitado, concretamente siete, con susconsiguientes visitas a Disney. Cinco veces fui con mi hermana, una con mi marido en nuestro primer aniversario de boda, y al año siguiente con mi marido y mis padres,  viaje con el que cumplieron un sueño.

 Con mi hermana me marché en dos ocasiones a China, a visitar a una amiga y conocer el país, en un época en la que te miraban por la calle por ser occidental y la gente te preguntaba cuando decía dónde ibas si era a la China de los chinos, y los dos viajes fueron superespeciales, y guardo muy buenos recuerdos y unas cuantas anécdotas. Fue la primera vez que monté en avión.

 Ya con mi marido empecé a viajar más, y recorrimos varias partes de España, y el primer viaje al extranjero fue a Turquía, un país que me encantó.

 Después vinieron otros, como Nueva York, el viaje en el que me centraré ahora, México, Argentina, Brasil, Túnez, Italia, Alemania, Holanda, y una vez que nació mi hijo pues volvimos a destino nacional, en concreto recorrer Canarias.

 Nueva York, destino único

 Nueva York fue muy especial porque era mi sueño. Toda la vida quise conocer esa ciudad, era algo que tenía que hacer, y qué mejor ocasión que hacerlo en el viaje de novios.  Yo quería Nueva York sí o sí, y mi marido Caribe, así que contratamos un combinado, Nueva York y Rivera Maya.

 ¿Cómo llegásteis?

 La llegada, el 12 de mayo de 2004, fue un poco pesada con el tema del control de pasaportes, nos costó muchísimo tiempo salir de allí, tanto que el guía que nos esperaba pensaba que no habíamos cogido el vuelo.

 Desde el aeropuerto Kennedy al centro de Manhattan el viaje fue alucinante, porque era un poco ir viendo todo lo que se ve en la tele, por decirlo de alguna forma, y yo realmente es que no me creía que estuviera por fin allí.

 ¿Cuáles fueron las primeras impresiones después de llegar a una ciudad tan soñada?

 Ya cuando entramos en Manhattan y empezamos a recorrer sus calles hasta llegar a nuestro hotel, el Hotel Rooselvelt, era como si ya hubiéramos estado antes allí, como si ya las conociéramos de tantas veces que las habíamos visto.

 El hotel está genial, muy céntrico, junto a Central Station, y una vez que llegamos ya nos dispusimos a tomarle el pulso a la ciudad.

Nueva York es una ciudad que hay que andarla, hay que «patearla», porque encuentras rincones realmente preciosos y encantadores.

Nueva York Halconviajes.com

Marta y su marido frente al Iron Flat

 ¿Por dónde se empieza a ver una ciudad tan inabarcable como Nueva York?

 En un semana, evidentemente no da tiempo a todo, pero teníamos contratada la excursión de Alto y Bajo Manhattan, con lo que pudimos acercarnos a sitios que no nos hubiera dado tiempo, por lo que es una excursión que recomiendo.

 ¿Qué es lo que no nos podemos perder en la ciudad de los rascacielos?

 De todo el viaje no me puedo quedar sólo con una cosa, pero si tuviera que repetir algo de lo que hice o ví es sin duda la Misa Gospel en Harlem. Me encanta la música y cantar, y me encanta el gospel, así que si algo tenía claro que iba a hacer si algún día iba a Nueva York era ir a una misa gospel, tanto que después de contratar el viaje tuve que cambiar las fechas para poder coincidir en domingo allí, ya que es el único día que se hacen. Lo recomiendo, siempre y cuando te guste la música, claro.

 Me gustó todo lo que ví, disfruté con todo lo que hice, musical de El Fantasma de la Opera en el Magestic incluido, pero me faltó tiempo, me quedaron muchísimas cosas que ver y hacer, sobre todo museos, por lo que no tendré más remedio que volver algún día, jajaja.

 Si tuvieses que elegir sólo un lugar…

 ¿Con qué me quedo si tuviera que elegir un sólo lugar? Es complicado. Con Central Park al caer la tarde, con Times Square a la noche, con la Quinta Avenida y su barullo al mediodía, con Chinatown a cualquier hora del día, con Brooklyn los viernes, cuando todos acuden a las sinagogas, es realmente interesante verlo, con Harlem los domingos a la mañana, con el viaje en ferry a Staten Island a la noche para poder ver la típica imagen de Manhattan iluminada, con Tiffany´s para nuestro momento de glamour, con las vistas desde el Empire State Building, con Battery Park y sus vistas de la Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis, con la Zona Cero para un momento de recuerdo, y con Nueva York en general, ya que todo forma parte de ella y con todas estas cosas y muchas más se ha convertido en una de las ciudades más maravillosas del mundo.

 Esta trotamundos nos ha dejado con las ganas de pisar las calles neoyorquinas. ¿A ti también? Reserva tu vuelo a Nueva York y tu hotel para emprender tu gran aventura sobre el asfalto.

Nueva York Halconviajes.com

Central Park