#Meetme viajando

Chica atardecer

En un cosmos a toda velocidad todo cambia menos el placer de viajar. Ese cosquilleo al comprar un vuelo es la síntesis de pura felicidad. Y crea adicción. 

El viajar a lo old school ya es historia. Basta con mirar las escapadas de nuestros amigos. Viajes organizados, pulseras all inclusive, postales y resorts, ya no está en nuestra agenda ni planes. Nos hemos reinventado y huimos de los tópicos. Somos millennials. No nos conformamos, buscamos experiencias, sentirnos únicos, exigimos vivir intensamente.

Las distancias y los kilómetros se han acortado, el muy lejos ya no existe, los sube-baja cobran más sentido que nunca. El last minute como opción de vida. Nuestro tiempo es poco, pero lo aprovechamos al máximo. Cualquier excusa es buena para moverse, y sin excusa, incluso mejor. Nos movemos para sentirnos vivos, necesitamos cambios, breaks que den fresh air a la rutina. 

Desconectar para conectarte. Inspirarse con las últimas exposiciones del MoMa, ARKEN o MMK, con las fotos en la nueva galería de Tate Modern o del Pompidou,  sentirte groupie al recorrer Europa para vibrar con los temas de tu grupo favorito. Runnings al amanecer, cuando todavía está todo en calma, días de surf que lo curan todo. La vida es eso, momentos y los queremos vivir. Todos. Todo el rato.

No hay mejor forma que conocer un lugar que rodearte de su gente. Escapar de las colas del turisteo y vivir la ciudad como un local. Huir de las guías para dejarte sorprender. Levantar la mirada del mapa para mirar a tu alrededor. Curiosear. Perderse para encontrar.

Hacer listas infinitas de bares y restaurantes, rebuscar los lugares más in, los diseñadores locales, los spots más instagrameables para ganarte cientos de likes. Aburrir a tus amigos con stories absurdas. Ya no importa viajar solo porque lo compartimos en real time. 

 Sí, somos millennials y esta es nuestra forma de viajar, de vivir la vida intensamente. 

Súbete al avión conmigo, hagamos cientos de km en una VW California, vivamos la emoción de cruzar metas. Cojamos olas, bajemos pistas y subamos cimas.  Ponte unos tacones y descubramos el restaurante más top. Bailemos hasta que nos duelan los pies. Cerremos bares y abramos playas.

 ¿Te vienes conmigo?

¡Disfrutemos juntos de todas esas aventuras y desventuras por vivir! Pronto más historias sobre #viajar + #experiencias + #deporte + #moda + #foodie + #lifestyle + #healthylife

Alejandra Díaz

Periodista. Comunicación & PR de Oysho. Ocean lover and wild soul.