Meliá abre un hotel en el mayor rascacielos de Austria

Blogshalcon-Hoteles-Melia abre un hotel en el mayor rascacielos de Austria

Meliá abre un hotel en el mayor rascacielos de Austria. La cadena hotelera empieza el año 2014 con la inauguración, este mes de febrero, de su primer establecimiento en el país centroeuropeo: el Meliá Viena.

Y lo hace por todo lo alto, nunca mejor dicho, ya que estará ubicado junto a la llamada Donauturm (Torre del Danubio), la construcción austríaca de mayor altura. que guarda cierto parecido al famoso pirulí madrileño de RTVE o con la Torre de Collserola barcelonesa.

El hotel se ubica en el edificio del mismo nombre, diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault, famoso por ser también el autor de la Biblioteca Francois Miterrand de París o la Caja Mágica de Madrid, entre otras obras. Tiene 220 metros de altura y 58 plantas, estando acristalado para permitir las panorámicas y siendo también el primer Green Building del país.

Por varias de ellas, entre la 4ª y la 15ª, se reparten las 253 habitaciones del Meliá Viena, que incluyen 14 suites y una Suite Presidencial (¡200 metros cuadrados!) a la que accede por un ascensor exclusivo; imagínate unas vacaciones en ella.

El equipamiento general dispone de colchones Dreamax, ducha tipo lluvia, control individual de temperatura e iluminación, Wi-Fi gratis, televisores LED, estación media hub HD y escritorio con conectividad AV, caja fuerte apta para ordenadores con capacidad de carga y cafetera Nespresso.

En la última planta se ha situado el 57 Restaurant & Lounge, un comedor panorámico que ofrece cocina mediterránea e internacional a cargo del chef Siegfried Kröpfl. También hay un bar con música y DJ en vivo. Todo esto se completa con más de un millar de metros cuadrados de espacio flexible para reuniones y eventos, además de un moderno gimnasio.

En suma, «un hotel estratégico de la expansión de la cadena que ayudará a aumentar el reconocimiento de la marca en un mercado clave para la compañía como es el de habla alemana», en palabras del vicepresidente y delegado del grupo Meliá, Gabriel Escarrer.