Meliá abrirá dos nuevos hoteles en el Mar Rojo de Egipto

 

melia_sinai

La Península del Sinaí en Egipto es uno de los destinos mundiales más apreciados para la práctica de buceo y snorkeling, gracias a las impresionantes arrecifes de coral y otras formaciones naturales que son un paraíso para los submarinistas. Este entorno ha sido el elegido por Meliá Hotels International para la apertura de dos nuevos hoteles en el Mar Rojo durante el próximo mes de julio, en la zona costera de Sharm el Sheikh, continuando con la expansión de la compañía hotelera que ya opera otros cuatro establecimientos en la zona: Sol Sharm, Meliá Sinaí, Meliá Sharm y Sol Cyrene.

De esta forma, los nuevos resorts vacacionales, Sol Taba y Sol Dahab, se unen al nuevo concepto de la marca Sol Hotels & Resorts, que como ya os contamos, pretende segmentar sus hoteles en cuatro tipos de establecimientos, destinado a satisfacer distintas necesidades en el concepto de resorts de sol y playa.

El Hotel Sol Taba, ubicado en la localidad del mismo nombre, bañada por las aguas del Golfo de Aqaba y muy cerca de la frontera con Israel, está habilitado con 440 habitaciones, 200 metros de playa privada, dos piscinas, salas de reuniones y conferencias, así como pistas deportivas y restaurantes.

Por otro lado, el Hotel Sol Dahab, se encuentra en la costa suroeste de la península, dentro de la localidad que lo acoge y en un paraíso de playa y buceo, rodeado de grandes atractivos. Entre las instalaciones del nuevo hotel podemos encontrar 217 habitaciones, spa, zona infantil, pistas deportivas de tenis, centro de buceo y windsurf. Su oferta gastronómica dispone de varios restaurantes, lounges y bares. Con 217 habitaciones, más las 440 del Sol Taba, Meliá dispondrá de 657 nuevas habitaciones en el Mar Rojo.

Entre los atractivos de Taba, además de las espectaculares playas, se pueden contratar varias excursiones a sitios de interés relativamente cercanos como los Cañones del Sinaí, que se pueden explorar a bordo de vehículos 4×4 o quads, visitar la Isla del Faraón o hacer una excursión de un día a Petra. A muy pocos kilómetros de Dahab por otra parte, se halla una de las maravillas naturales del Mar Rojo, el Agujero Azul de Dahab, un valle submarino y un lugar mítico para buceadores, tanto por la belleza del lugar como por la dificultad que representa la inmersión en sus aguas.