Mercadillos navideños de Praga


Si existe un destino que parece salido de las páginas de un cuento, ese es Praga. Por tal motivo no es de extrañar que también, sea una ciudad ideal para disfrutar en vísperas de la Navidad, durante las vacaciones.

Es que Praga se llena de luz, color y un espíritu navideño que envuelve a locales y turistas que disfrutan de la decoración en la calle, las plazas, las tiendas y las casas. Pero, además, aquí también existen hermosos y atractivos mercadillos de Navidad para recorrer y, por qué no, adquirir algunos productos.

Así, semanas antes del 24 de diciembre los mercados comienzan a funcionar. Y sin importar las bajas temperaturas la gente se vuelca a las calles a disfrutar de estos espacios dedicados a la Navidad.

De este modo, los más populares son los que se alzan en la Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské námestí) y en la Plaza Wenceslao (Václavské námestí), mientras que los más pequeños se encuentran en Namesti Republiky, Trziste Havelske y Namesti Miru.

Y es allí donde se pueden encontrar adornos navideños, regalos hechos a mano de madera, cerámica o cristal de Bohemia, junto con ropa, accesorios y hasta alimentos y bebidas típicas de esta época, entre otras cosas.

Pero si comprar no está dentro de los planes, el sólo hecho de concurrir a estos espacios, recorrerlos y apreciarlos, es una hermosa experiencia.

Cabe destacar que los mercadillos de Praga se encuentran abiertos hasta el seis de enero de lunes a jueves de 9 a 19 y de viernes a domingo de 9 a 20 horas.