La época favorita de Núremberg

Su mercado es un clásico de las navidades europeas

Ya están por toda Europa. Los mercadillos de navidad han invadido los cascos viejos de las ciudades.  Pero indudablemente, algunos de los alemanes, belgas y nórdicos superan con creces a los demás. Es el caso de la ciudad de Nuremberg, que vive su gran momento en navidad gracias a su espectacular ambiente: un amplio centro peatonal (uno de los mayores de Europa) iluminado y engalanado para la ocasión hacen de él uno de los destinos más navideños.

Halconviajes.com Núremberg

Turismo Núremberg

Conocido como Mercado de Navidad del Niño Jesús o ChristKidlesmarkt, no sólo se puede ver, si no también degustar. No podéis dejar de probar las famosas salchichas a la parrilla, el vino dulce caliente, pan de jengibre o de frutas.

Hasta el próximo 24 de diciembre también podréis disfrutar de sus puestos de artesanía y decoración navideña, también junto a los más pequeños que tendrán la posibilidad de montarse en el carrusel de renos, la noria, la locomotora o visitar a Papá Noel, transmitirle deseos y hasta sugerirle regalos.

El mercado de Núremberg tiene hasta su propio ángel que lo inaugura y recita el solemne prólogo desde la galería de la iglesia de Nuestra Señora, una de las que se ve en su plaza central. También encontramos en ella  la Fuente Bella (Schöner Brunnen) y las iglesias de San Lorenzo y San Sebaldo. En pleno centro del mercado encontramos e pesebre.

Además de ser uno de los más grandes y de los que más visitantes atrae, el mercado de navidad de Núremberg es uno de los más antiguos.