Miguel: Tercera entrega desde India

Miguel Corcoles es ya un habitual en nuestras entrevistas, y es que no podemos resistirnos a conocer cada año una nueva aventura en tierras lejanas. Si en la primera de todas nos llevó hasta Indonesia y la segunda por tierras africanas, en esta nueva entrega nos traslada al sur de la India.
Halconviajes.com India

Gopurams de la ciudad-templo de Srinagam

¿Cómo se planifica uno un viaje entre tanto por descubrir del extensísimo territorio que comprende la India?

Primero saber cuál es el tiempo y el presupuesto disponible, Je, je. A la India, como a todas partes, se puede ir de mochilero o en un viaje organizado. La primera opción es para personas que se defienden muy bien con el inglés y que disponen de mínimo un mes o más de tiempo, (que no es para nada mi caso). El viaje entonces se convierte en una aventura estupenda, pero como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes, la India es un país apasionante pero duro, muy difícil a veces para planificar los tiempos, y no todos los viajeros tienen la paciencia y el «estómago» necesario.

Halconviajes.com India

Templo de Brihadeeswarar

Mi opción fue hablar con los compañeros de Latitudes, y sobre uno de sus circuitos a la India, confeccionar un viaje «a medida», con los vuelos internacionales y domésticos incluidos, vehículo con chófer y un guía nativo. De esta manera en 14 días se puede aprovechar al máximo el tiempo porque ya está todo planificado y cualquier imprevisto se soluciona enseguida. Por otra parte al ser un grupo mínimo de personas, en cada momento se podía decidir cuánto tiempo querías dedicar a las diferentes visitas, o modificar el recorrido sobre la marcha, decidir en qué lugares comer, cuánto tiempo descansar, etc. ya que tanto el chófer como el guía, son profesionales que se adaptan a los tus intereses sin problema.

¿Cuál fue tu recorrido?

La primera vez que fui a la India, recorrí desde Delhi a Benarés, y quede fascinado. En mi segunda vez decidí visitar el extremo sur del país, una zona menos turística, menos extensa, y mucho menos conocida: los estados de Tamil Nadu y Kerala, diferentes a la India que conocí en el centro, y a la vez dos estados muy diferentes también entre sí.

Tamil Nadu destaca por la cantidad de templos que salpican su geografía ¿Cuáles te parecen imprescindibles?  ¿Y entre sus playas?

Hay dos tipos principales de templos, los de tipo «montaña sagrada», típicos de casi toda la India y de los que en Tamil Nadu hay ejemplos impresionantes como el templo de Brihadeeswarar, del siglo XII, en las afueras de Tanjore, patrimonio de la humanidad y uno de los más grandes de todo el país.

Halconviajes.com India

Miguel en Tamil Nandú

Y luego están los «templos-ciudad». Estos son únicos del sur de India, no se encuentran en ningún otro lugar, y como su nombre indica, son verdaderas ciudades, con tiendas, establos, viviendas,… dentro de su perímetro. Son una sucesión de rectángulos amurallados concéntricos (hasta 7 recintos), con grandes galerías y enormes puertas-torre, llamadas Gopurams, repletas de esculturas de dioses y animales fantásticos. Son como los retablos de nuestras catedrales pero con cuatro caras y al exterior. Estas puertas-torres son lo más característico del sur de la india, se levantan en medio de los cuatro lados de cada una de las murallas concéntricas, y están orientados a los cuatro puntos cardinales. Los gopuram más altos, (hasta 60 m), son los de la muralla mas exterior, y van menguando conforme se acercan al recinto central.

De esto impresionantes recintos, quizás los más recomendables sean los templo-ciudad de Srirangam y de Madurai, por sus grandiosidad arquitectónica y escultórica, y el Templo de Shiva Nataraja, o «Shiva danzando», en Chidambaram, por ser uno de los lugares más sagrados para los Hindúes, único en toda la India, y donde continuamente se dan ceremonias religiosas de todo tipo.

Este estado sureño tiene cerca de 65 millones de habitantes pertenecientes en su mayoría al grupo étnico de los tamiles ¿Qué nos puedes contar de él tras este viaje?

Halconviajes.com India

Detalle de un Gopuram de Chidambaram

Es un estado orgulloso de su cultura y de su masivo patrimonio artístico, y también de su lengua, distinta al Hindi, que en muchos casos se niegan a hablar o simplemente ni conocen. Son mayoritariamente hinduístas y mucho más religiosos que en el norte del país, siempre verás algún tipo ceremonia en cualquier templo que visites, pero también son muy tolerantes con el resto de creencias.

En cuanto a las playas no sabría decirte, los hindúes no acostumbran a bañarse en el mar, y mucho menos tomar sol, las playas las usan como merenderos llenos de puestos de comida para cenar al atardecer, disfrutando la fresca brisa marina, con lo cual suelen quedar bastante sucias. No hay cultura de playa, y apenas turismo dirigido a ello, aunque hay buenas playas desde luego.

De Kerala nos quedamos con sus paisajes ¿Cuáles de todos merece la pena describir?

Kerala es completamente tropical, desde sus montañas donde se cultiva el té a 2.000 metros de altura, hasta sus playas repletas de palmeras, y sus campos de arroz entre lagos y canales, en todo momento nos recuerda paisajes de Tailandia o Indonesia. Todo es aquí de un verde exuberante, de hecho, las últimas selvas extensas que quedan en India se encuentran en las montañas que separan Tamil Nadu de Kerala. Es la tierra de las especias, de la canela, de la pimienta, de la nuez moscada, del clavo,…siempre fue una zona rica y prospera gracias al comercio de especias. Por cierto aquí, no hay templos que visitar, lo que más hay son iglesias cristianas y alguna mezquita.

Halconviajes.com India

Kerala

Ya habías viajado a la India en otra ocasión, ¿Se aprecian muchas diferencias entre las regiones del centro y el sur del país?

En el sur no vas a encontrar la pobreza extrema de las megaciudades del norte y centro de India. La riqueza está mejor repartida, de hecho son estados con un nivel medio de vida más alto que el resto, sobre todo en Kerala, (con gobiernos comunistas desde siempre), aquí el índice de alfabetización de la población es del 100%. Se nota mucho la diferencia con el resto del país.

En un viaje así suelen traerse de vuelta algunas anécdotas. ¿Cuáles puedes contarnos?

Los hindúes del sur son gente educada y muy amable, y muy simpáticos. No están tan acostumbrados al turismo como en el centro del país, con lo cual los extranjeros llamamos mucho la atención, así que en el viaje es continuo el goteo de personas que solicitan fotografiarse contigo, ¡Incluso te piden que poses con los novios que se acaban de casar en un templo!, y te ofrecen la comida y bebida de sus celebraciones sin dudarlo, y les encanta que participes de sus ceremonias y rituales.